El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunció la decisión de no renovar el mandato del secretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, quien viene ejerciendo desde 2016 el cargo.

Esta decisión atenta contra la autonomía e independencia de la comisión que había elegido a Abrao para que continuara hasta 2024, cuestión que evidencia la antidemocracia que pregona Almagro.

En un comunicado la CIDH “anuncia a la comunidad internacional que esa decisión unilateral del Secretario General constituye un franco desconocimiento de su independencia y autonomía, que busca la separación de facto del Secretario Ejecutivo, y dejar sin efectos la decisión de renovación adoptada 8 meses antes por la CIDH”, expresan los miembros.

Según Almagro, su decisión se fundamenta en la existencia de decenas de denuncias contra Abrao por parte de funcionarios del organismo, aunque nunca mostró alguna evidencia.

A su vez Almagro, apuntó que esas denuncias se encuentran en un “limbo procesal”, cuestión que para el secretario general es una falta importantísima por parte de Abrao.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook