El secretario de Salud del Distrito Federal de Brasilia, Francisco Araújo, y otros seis funcionarios de su despacho fueron detenidos este martes por supuestos fraudes en la compra de test para la COVID-19, informaron fuentes oficiales.

En todos los casos, el tribunal que investiga el asunto dictó órdenes de prisión preventiva, cumplidas a primera hora por la Policía de Brasilia, que actúa en conjunto con organismos de otros estados del país en los que también se presume que actuaba la misma red de corrupción en salud.

Según la Fiscalía, Araújo y sus presuntos cómplices en la trama incurrieron en fraudes y desvíos de dinero público en operaciones para la compra de test para el coronavirus, que de acuerdo con los datos oficiales totalizaron unos 70 millones de reales (12 millones de dólares).

Sin embargo, se sospecha que hubo un sobreprecio equivalente a casi el 40 % del negocio, pactado con empresas privadas ajenas al área de salud que también habrían actuado en otros estados del país en los que se investigan prácticas similares.

De acuerdo con la Fiscalía, los test no solo fueron adquiridos a precios muy superiores a los del mercado, sino que además eran de «dudosa calidad», por lo que podían arrojar falsos resultados.

En números absolutos, Brasil es el segundo país del mundo más afectado por la COVID-19, solo por detrás de Estados Unidos, y de acuerdo a los últimos balances oficiales ya acumula más de 115.000 fallecidos y supera los 3,6 millones de contagios.

En muchas zonas del país la pandemia aún no está controlada, como sucede en el Distrito Federal de Brasilia, que tiene tres millones de habitantes y ha registrado hasta ahora 2.350 muertos y 132.000 casos, pero con datos que aún mantienen una curva creciente.

(EFE)

Comentarios Facebook