La mañana de este viernes, el fiscal general de la República, Tarek William Saab, ofreció detalles sobre la investigación que adelanta el equipo coordinado por el Ministerio Público en torno a la desaparición del profesor Carlos Lanz, acaecida en la ciudad de Maracay (Aragua), el pasado 8 de agosto. 

A este respecto, Saab precisó que, a la fecha, se han realizado «más 60 diligencias de investigación«, que incluyen entrevistas «a personas allegadas, vinculadas o conocidas del profesor Carlos Lanz», experticias forenses (análisis telefónicos, pruebas de luminol, análisis de ruta e inspecciones a viviendas), pruebas de polígrafo e inclusive, una solicitud de colaboración a Interpol, en virtud de «una extraña llamada» procedente de la ciudad de Toronto (Canadá) detectada en días pasados por la fiscalía.

Estas pesquisas han permitido establecer que no existe «ninguna evidencia criminalística de violencia en su hogar o en el entorno». También, añadió el funcionario, al no haber «ni amenazas previas, ni contactos posteriores» de individualidades o grupos que se atribuyeran el hecho, se ha concluido que probablemente no se trate de un secuestro. 

Saab destacó que desde el momento en el que se recibió la denuncia de la desaparición de Lanz, de 76 años, el Ministerio Público designó «a tres fiscales con competencia en derechos humanos, extorsión y secuestro y delitos comunes para realizar las diligencias de investigación respectivas». 

Posteriormente, dadas las particularidades de lo que catalogó como un «caso opaco«, se incorporaron a la investigación otros entes auxiliares de administración de justicia, específicamente la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y el Cuerpo de Investigaciones Penales, Científicas y Criminalísticas (Cicpc).  

(LaIguana.TV)

 

 

Comentarios Facebook