Un funcionario de Dasmariñas (Filipinas) tuvo relaciones sexuales con una empleada mientras participaba en una videollamada por la plataforma Zoom para discutir las estrategias de prevención contra la pandemia de covid-19.

El involucrado, Jesús Estil, no se percató de que su cámara estaba encendida, los otros participantes presenciaron la escena, uno grabó el acto, esas imágenes terminaron difundidas en las redes sociales y se convirtieron en tema de discusión en todo el país.

Estil intentó apagar la cámara de su dispositivo antes de alejarse hasta donde estaba su subordinada y, cuando terminaron de tener sexo, se acercó de nuevo para reincorporarse a la llamada como si nada hubiera pasado. 

Los protagonistas del incidente abandonaron sus cargos como jefe y tesorera de la aldea, respectivamente, pero el secretario del Interior de Filipinas, Eduardo Año, aseguró que podrían enfrentar cargos a pesar de esas renuncias.

Mientras se investigan los hechos, el subsecretario y portavoz del Departamento del Interior y Gobierno Local, Jonathan Malaya, señaló que se les podría «imponer una multa o inhabilitación para asumir un cargo público».

(RT)

Comentarios Facebook