El Ministerio Público (MP) privó de libertad a un supervisor y a un operador de planta de la estatal petrolera Petróleos de Venezuela, por contrabandear combustible en el estado Nueva Esparta y venderlo en dólares.

Los detenidos responden a los nombres de Johan Ignacio Maniscalco Hernández (31), y Samir José Rodríguez Salazar (51), además de una mujer identificada como Suhagil Migdalia Frontado (43). 

De acuerdo con una nota de prensa publicada por el MP, Maniscalco Hernández ejercía como supervisor de la planta de distribución «El Guamache», Rodríguez Salazar era operador de la misma empresa y Frontado era la encargada de almacenar el combustible sustraído ilegalmente. 

Las autoridades lograron capturarlos el pasado 10 de agosto, gracias a las investigaciones del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas de la entidad insular, tras recibir una denuncia anónima en la que se aseguraba que existía una red encargada de comercializar combustible en divisas en el mercado negro. 

Durante la noche de ese día, los efectivos de la Policía Científica visitaron la vivienda de Sughagil Frontado y encontraron 120 litros de combustible. Aprehendida en flagrancia, fue puesta a la orden de la Fiscalía. 

Paralelamente, «esa misma noche fueron encontrados en casa de Maniscalco Hernández una manguera metálica flexible, perteneciente a un brazo de carga de combustible, un motor fuera de borda marca Yamaha modelo 40HP, con los seriales desgastados, y tres bragas de color rojo con logotipos bordados de PDVSA. Por este hecho, el hombre y Rodríguez Salazar fueron aprehendidos en dicho domicilio», se detalla en la nota de prensa.

Asimismo, las autoridades encontraron 1.700 dólares en efectivo, presuntamente obtenidos a partir de la transa ilegal de combustible, cuando acudieron a la residencia de Samir Rodríguez.  

En la audiencia de presentación, la Fiscalía 4ª de Nueva Esparta imputó a los tres sospechosos por contrabando agravado y asociación, pero este último cargo fue desestimado por el juez. 

Sin embargo, los alegatos de la fiscalía fueron suficientes para que el Tribunal 4º de Control en la jurisdicción les dictara privativa de libertad. Estarán recluidos en el Internado Judicial de San Antonio, municipio García, estado Nueva Esparta. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook