Un recorrido realizado por el equipo reporteril de La Iguana.TV encabezado por la periodista Mirelvis Gutiérrez en comercios de distintos municipios del estado Miranda, permitió constatar que los precios de los alimentos, así como de los de productos de higiene personal y de limpieza continúan subiendo, independientemente de si la oferta es al mayor o al detal. 
 
En los locales visitados, los bultos de mercancías de primera necesidad se cotizan invariablemente en divisas y, por ejemplo, para adquirir uno de azúcar, se requieren entre 21,5 y 23 dólares estadounidenses. Algo similar sucede con la pasta, el arroz, la harina de maíz, la margarina, el papel sanitario o las caraotas negras: ninguno baja de los 12 dólares. 
 
Al detal, si bien los precios están en bolívares, su elevado costo dificulta el acceso a los venezolanos con menores ingresos. 
 
Hortalizas, tubérculos, verduras y frutas, alimentos esenciales para la dieta, superan en todos los casos los 100.000 bolívares por kilo. Las alternativas más económicas son las berenjenas (Bs. 110.000), el pepino (Bs. 120.000) y la yuca, ofrecida en dos kilogramos por 140.000 bolívares. 
 
Aliños habituales como la cebolla (Bs. 520.000), el ajoporro (Bs. 400.000), el tomate (Bs. 550.000) y el pimentón (Bs. 900.000), resaltan por sus elevados precios por kilo. También lo hacen las papas (Bs. 350.000), así como los plátanos (Bs. 190.000) y los huevos. En este último caso, el medio cartón se vende en 375.000 bolívares.
 
Los llamados víveres o «alimentos secos» como la harina de maíz, el aceite, la margarina, la mayonesa, la harina de trigo, el azúcar, el arroz, la pasta y la sal, se expenden a precios sensiblemente altos, si se les compara con el ingreso mínimo de ley, fijado en 800.000 bolívares. 
 
Por su lado, la charcutería (jamones, chorizos y mortadelas) se expende entre los 520.000 bolívares -que corresponde a un kilogramo de mortadela tipo Giacomello- hasta 1.200.000, precio fijado para los jamones de pierna y espalda. 
 
Asimismo, el kilo de queso más económico (blanco duro) cuesta 680.000 bolívares, mientras que uno de amarillo (no especificado) se vende en 1.500.000 y la mantequilla artesanal, en 160.000.
 
Finalmente, una bolsa de 100 gramos de detergente en polvo se cotiza entre 315.000 y 420.000 bolívares, dependiendo de la marca; un paquete de cuatro rollos de papel sanitario cuesta 460.000, un tubo pequeño de pasta dentrífica de marca económica 210.000 y una pastilla de jabón (sin otra especificación como el tamaño o la marca), se ofrece en 75.000 bolívares.
 
Gutiérrez precisó que en algunos municipios de la entidad no se está cumpliendo con el decreto que establece las ventas de alimentos y otros insumos de la canasta básica de acuerdo con el número de cédula. 
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook