Este miércoles se conoció que la artista colombiana Shakira fue imputada por seis presuntos delitos contra la Hacienda Pública en España por un supuesto fraude de más de 14,5 millones de euros.

Así lo reseña el medio español El País, donde indican que Shakira enfrenta cargos por supuesta evasión fiscal al afirmar que vive en Las Bahamas y no pagar los impuestos en España.
 
Ante los cargos que se le imputan, Shakira afirmó que es «una nómada sin raíces» y que pasa mucho tiempo viajando, por lo que asegura no vivir en ningún sitio en particular. Esto porque, en España, para ser considerado residente de deben pasar al menos 184 días del año en el país ibérico.
 
En este sentido, la investigación incluye a revisión de las redes sociales, donde sus seguidores y fanáticos la etiquetan en cada lugar al que va. Así, han podido seguir y marcar su rastro en 2012, 2013 y 2014.
 
El resultado es que la barranquillera pasó la mayor parte del tiempo de esos años en España, superando el límite de 184 días anuales. Además se determinó que recibió visitas de su círculo íntimo, incluyendo a su médico de confianza de Colombia.
 
Shakira ya pagó 24 millones de euros por 2011, porque ese año había prescrito, pero el caso sigue abierto por los tres años siguientes.
 
¿Por qué Las Bahamas?
 
Shakira declaró no mudarse a España hasta el año 2014 porque vivía en una casa comprada en Nassau por 1,1 millones de dólares. Para probarlo, presentó a los tribunales gastos de luz, agua y TV por cable en esa residencia. Sin embargo, luego se comprobó que los gastos eran producidos por personas contratadas para cuidar la propiedad.
 
Adicionalmente, la investigación reveló que el exmánager y expareja de Shakira, Antonio de la Rúa, cuando rompieron lazos comerciales la demandó en Nueva York por 100 millones de dólares y declaró que él se quedaría con la casa de Nassau.
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook