El senador Sixto Pereira Galeano, entrevistado por el filósofo Miguel Ángel Pérez Pírela, opinó sobre la situación política de Paraguay, luego de la crisis política presentada el 22 de junio de 2012, cuando el presidente Fernando Lugo fue destituido a través de un manipulado juicio político, que sirvió como ensayo al imperio norteamericano.

“Paraguay fue el segundo laboratorio, el primero fue Honduras con Zelaya, luego con Lugo inventando un asesinato de varios campesinos y policías, para luego concretar el juicio político exprés”, comenta Pereira, quien tras esa crisis intentó reunir las fuerzas de la izquierda en 2013 lanzado su precandidatura a las presidenciales.

Paraguay en la actualidad está gobernado por la derecha conservadora, expresada en el Partido Colorado, quienes tienen una mayoría absoluta en el parlamento, fuerza que ha jugado un papel importante en los intereses de los empresarios paraguayos, obviando cualquier proyecto integracionista latinoamericano.

“Te plantean la construcción de la gran aldea, de la globalización, de la formación de bloques regionales, la apertura del mercado, sin embargo, cuando se desarrolla esa pluralidad, esa tolerancia como yo la llamo, ¿quiénes son los que provocan la vuelta al pasado? Los mismos grupos económicos”, expresa el senador paraguayo.

En marzo de 2019 Paraguay abandona su participación en la UNASUR por considerar al organismo como “ideologizado”, palabras de su canciller Luis Alberto Castilioni.

“Pérdida de credibilidad más del 70 % dentro de nuestro país, hay contradicciones, crisis dentro del propio partido, reacomodo entre los grupos económico, entonces esas son las contradicciones que uno debe analizar y plantear estrategia de recuperación y retoma del proceso más democrático, más plural, más tolerante”, dijo Pereira, quien está profundamente preocupado por el nivel de corrupción e intolerancia que se presenta en la política paraguaya.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook