Autoridades venezolanas desmantelaron la madrugada de este 5 de septiembre a un presunto Grupo Estructurado de Delincuencia Organizada (GEDO) que operaba en Santa Elena de Uairén, Bolívar, y se dedicaba al tráfico ilegal de connacionales y trata de personas por trochas. Este grupo incumplía los protocolos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Ministerio para la Salud y las autoridades de Migración de Venezuela.

El Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CeoFanb) explicó, a través de su cuenta en la red social Twitter, que bajo la operación «Macizo Guayanés 2020» desplegada en el municipio Gran Sabana logró desarticular al GEDO que mantenía ramificación internacional en Estados Unidos, Brasil, Chile y Venezuela.

Detenidas 12 personas

El ente castrense detalló que en el procedimiento se logró la captura de 12 personas que formaban parte de dicha banda criminal organizada y que tenían como fachada a agencias de viajes y empresas de turismo. Entre los detenidos se encuentran cuatro (4) funcionarios públicos.

Implicados 4 funcionarios públicos en fechorías

Entre los detenidos se registraron a cuatro funcionarios públicos —médicos y empleados de la Alcaldía de la región—, los cuales se encargaban de suministrar constancias de haberse practicado pruebas del Covid-19 “con resultados negativos y los salvoconductos para poder transitar por todo el territorio nacional”.

Pruebas en $50, paquete para evadir los controles $900 y de estadías $1.800

Para las pruebas cobraban desde 50 dólares americanos, y al menos 900 dólares por el paquete que incluía evitar los controles y la cuarentena establecidos. Además, los pasajes, comidas y los días de estadías en posadas y hoteles, alcanzaba un monto aproximado de 1.800 dólares. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook