Este martes 8 de septiembre el exgobernador del estado Anzoátegui, David de Lima, calificó de injustas las sanciones impuestas en su contra por el Gobierno de los Estados Unidos, y solicitó al secretario de Estado de dicho país, Mike Pompeo, que reflexione en torno al referido tema.

Recordemos que este mismo martes el dirigente político fue acusado por el Departamento de Estado norteamericano, de haber actuado, supuestamente, como articulador para facilitar el desmontaje de la estructura opositora dentro de la Asamblea Nacional (AN).

De igual forma fueron sancionados la actual presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Indira Alfonzo, y el rector principal José Luis Gutiérrez (hermano del nuevo presidente de Acción Democrática (AD), Bernabé Gutiérrez).

“Señor Pompeo, usted no conoce a Venezuela, cambie de asesores. Búsquese un buen traductor en su idioma, para que le explique lo que voy a decirle en el mío. En primer lugar, usted está meando fuera del perol. ¿Por qué? Porque yo no tengo cuentas bancarias, ni bienes de fortuna, ni propiedad material alguna fuera de Venezuela. Porque yo tengo 16 años sin ocupar ningún cargo público en mi país y por lo tanto tengo 16 años sin manejar un dólar o un bolívar de ningún presupuesto público de Venezuela”, explicó de Lima en un video publicado en sus redes sociales.

“Yo no tengo contratos de ningún tipo con el Gobierno venezolano, ni con el Estado venezolano, ni de obras, ni de servicios, ni de asesorías, ni de suministros. De manera que todo lo que están haciendo conmigo no es más que una injusticia, sostenida sobre un chisme de pasillo, sobre un rumor generado por pequeños personajes de la política venezolana que son incapaces de construir, desde adentro del país, un liderazgo y una opinión lo suficientemente poderosa y respetable para construir una mayoría democrática”, continuó el abogado.

El exmandatario regional indicó que este tipo de sanciones solo le sirven a los sectores opositores que están aliados con el Gobierno de EEUU, para hacer negocios. Señaló que con esta decisión se destruye su derecho a la defensa.

“El que pide sanciones aquí, es para hacer negocios allá. Detrás de cada sanción hay un gran negocio. Pregúntese usted eso y reflexione sobre este tema. Es alarmante para la seguridad del planeta tierra, para la seguridad de todos los seres humanos, y sobre todo para la seguridad del propio pueblo de los Estados Unidos, que una de las tres principales potencias, de las más poderosas, militar y económicamente del planeta, tome decisiones destruyendo, pulverizando el derecho a la defensa”, manifestó.

“A mí nadie me ha citado. A mí nadie me ha pedido información previa sobre la decisión condenatoria que usted ha tomado. De manera que ha destruido lo que dice ser su diferencia con las otras potencias, es decir, el estado de derecho”, concluyó el político.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook