El presidente de la República, Nicolás Maduro, aplaudió la reciente gestión del fiscal general Tarek William Saab, quien representa “la legalidad y la justicia” en el país.

El Jefe de Estado le dio luz verde al titular del Ministerio Público ante el caso que adelanta dicho despacho sobre el médico de nacionalidad colombiana Antonio José Amell Cantillo, quien comercializaba en Valencia, Carabobo, el Remdesivir que el Gobierno entrega gratis a los todos los pacientes con COVID-19.

“Ayer el fiscal general de la República imputo a un médico y a un personal del hospital de Valencia, por comercializar ilegal, contrabando y venta inmoral de las medicinas que gratuitamente se entregan a los hospitales y centros de salud en el país, vendiéndolas en dólares”, dijo el mandatario nacional.

Señaló en su alocución, desde Caracas, que confía en la Fiscalía General. “Quiero hacer un reconocimiento al fiscal, creo que Venezuela por primera vez en su historia tiene una Fiscalía científica, profesional, justa y adecuada a los tiempos del siglo XXI, cuenta con la confianza de toda Venezuela”, agregó.

“Cuando Fiscal habla presenta pruebas contundentes, tengo plena confianza cuando el Fiscal dice algo sobre un caso, es porque tiene las pruebas en las manos”, aseguró Maduro.

“En muchos casos me ha llamado para decirme los casos y luz verde Fiscal, cuente con todo, avance y que caiga quien tiene que caer, por la justicia, por la verdad”, manifestó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook