El fiscal general de la República, Tarek William Saab, informó este lunes sobre la detención de un grupo de personas, entre ellos un espía de origen estadounidense identificado como Matthew Jhon Heat, quien tenía la misión de realizar acciones criminales y terroristas en el país, con el objetivo de sabotear sectores importantes del país.

Saab indicó, que el pasado viernes 11 septiembre, el Ministerio Público (MP) fue informado sobre la planificación de actividades de espionaje y sabotaje por parte de agentes de inteligencia estadounidenses y colaboradores venezolanos.

De acuerdo a la información recaudada, los implicados tendrían como objetivo arremeter contra «la estabilidad y democracia» venezolana, entre ellos «un ciudadano estadounidense, presuntamente militar, quien se encontraba realizando actividades de espionaje y desestabilización en territorio venezolano».

«Todo esto lo ejecutaba con apoyo de militares y civiles apátridas, financiados no para participar en una fiesta patronal o evento deportivo; en lo que aparece como una nueva acción de agresión contra Venezuela con participación estadounidense», acotó.

El Fiscal detalló que estos hombres «querían causar daño, al igual que las sanciones, contra la mayoría de la población venezolana».

Buscaban dañar a todos por igual, con ataques contra el ámbito militar e industrias del Estado, que incluyen el Servicio Eléctrico Nacional, así como la industria petrolera.

Saab comentó que a través de la Fiscalía 54º Nacional se solicitó ante el Juzgado 1º de Control con Competencia en Casos Vinculados con Delitos Asociados al Terrorismo, orden de aprehensión en contra Marcos Antonio Garcés Carapaica; Darwin Andreizo Urdaneta Pardo y Reinaldo Enrique Finol; por la presunta comisión de traición a la patria y asociación.

«Estos ciudadanos tenían previsto el ingreso de agentes estadounidenses a nuestro territorio, empleando el eje fronterizo de la Guajira colombiana, para posteriormente obtener información estratégica de la refinería de Amuay, con el fin de ejecutar posibles acciones de sabotaje, así como de unidades militares en Zulia y Falcón; y la planificación de acciones de tráfico ilícito de drogas desde Colombia hacia Aruba», comentó.

Agregó que el grupo irregular «usaría el territorio venezolano para apuntalar la campaña de descrédito y agresión impuesta por el Gobierno de los Estados Unidos contra la República Bolivariana de Venezuela».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook