El Gobierno de Irán advirtió este martes que Estados Unidos obtendrá «una respuesta de resistencia» en caso de que tome alguna medida basada en información distorsionada, en reacción a las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump.

El portavoz gubernamental, Ali Rabií, aconsejó hoy a Trump en rueda de prensa que «no tome la medida equivocada» porque «cualquier acción se enfrentará con una respuesta de resistencia» por parte de Irán.

Trump dijo este lunes que Irán podría estar planeando un asesinato o un ataque contra EE.UU. y amenazó con una agresión «mil veces mayor en magnitud» hacia el país persa si eso llega a producirse.

Estas declaraciones se produjeron después de que la revista Politico, citando fuentes de inteligencia estadounidense, informara de que Irán se plantea matar a la embajadora de EE.UU. en Sudáfrica, Lana Marks, en represalia por el asesinato en enero pasado en un bombardeo estadounidense del poderoso general iraní Qasem Soleimaní.

«Desafortunadamente, el presidente (Trump) hace una declaración sobre una base tan débil», lamentó Rabií, quien denunció que en el pasado EE.UU. «inició la guerra en Afganistán e Irak con informes distorsionados».

«Es una tradición estadounidense que no busca nada más que perturbar la paz de la región y del mundo», agregó el portavoz, según la agencia oficial IRNA.

En opinión de Rabií, los comentarios de Trump pueden ser «propaganda electoral» de cara a las presidenciales del próximo noviembre, lo que condenó como «imperdonable».

«El general Soleimaní era un símbolo de paz y lucha contra el terrorismo. Estados Unidos asesinó al símbolo de la paz en la región y esta infamia no se puede borrar», apostilló.

Tras la publicación de esa información por Politico, el portavoz iraní de Exteriores, Said Jatibzadeh, negó ayer el supuesto plan de asesinato y calificó las acusaciones de «infundadas» y de parte de la «campaña de contrainteligencia de la administración Trump contra Irán».

Por su parte, el Gobierno de Sudáfrica afirmó que toma nota de las informaciones que apuntan a un supuesto complot iraní y aseguró que el asunto está «recibiendo la atención necesaria» para garantizar su seguridad.

Irán respondió al asesinato de Soleimaní con un ataque con misiles contra una base militar en Irak con presencia de tropas estadounidenses, pero ha asegurado que ese no es el fin de su venganza.

(EFE)

 

Comentarios Facebook