El inhumano e inmoral bloqueo estadounidense se suma a años y años de corrupción y contrabando hacia Colombia y el Caribe como causas del drama de la escasez de gasolina, en el que el pueblo paga los platos rotos, analizó el filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela, en su programa Desde Donde Sea.

En su consideración del problema, uno de los más graves que atraviesa actualmente Venezuela, recalcó que es necesario ponderar factores coyunturales, específicos del momento, y otros estructurales, que han estado presentes en la historia reciente de la industria petrolera.

«Nadie puede dudar que esto es parte del chantaje internacional, del bloqueo al que estamos sometidos. No podemos interpretar la escasez de gasolina sin incluir ese elemento. Tomo distancia de los periodistas que se empeñan en hacer esto. Es un craso error. Pero también hay que evaluar las otras causas: la corrupción que ha habido en Petróleos de Venezuela y el bachaqueo de gasolina durante tantos años», planteó.

«No cabe duda de que se nos está amenazando desde el extranjero con apoyo de extrema derecha venezolana: o cambiamos de presidente o aquí no habrá gasolina. Se hace más grave porque vienen elecciones y cada vez que se aproxima un evento electoral, arrecian los sabotajes. Es provocadora la postura de gente que es concausa de la falta de gasolina, como Juan Guaidó, un señor completamente descarado que dice que si lo hacen presidente, en 15 días tienen gasolina», deploró.

«Venezuela está bajo un asedio medieval -prosiguió-. Cuando revisamos cómo hace Venezuela para obtener gasolina, estamos frente a una película de piratas en la época del Renacimiento, desplegados en el Caribe, buscando barcos para hacerse de ellos. Barco que se acerque a Venezuela, es secuestrado y llevado a Houston».

La denuncia de esta acción criminal no debe, de acuerdo con Pérez Pirela, llevarnos a obviar otra de las grandes causas de la crisis del combustible. «Es cierto que durante muchos años vimos como la gasolina de nuestro país terminaba en Colombia o el Caribe. Eso duró meses y años. Gracias al bachaqueo, Colombia hasta exportó gasolina. Llenamos los tanques de los automóviles del altiplano colombiano y de todo el Caribe y la costa Atlántica y Pacífica de Colombia. Si critico el inmoral e inhumano bloqueo, debo también señalar la corrupción que caracterizó a funcionarios civiles y militares venezolanos y a delincuentes colombianos y venezolanos».

Tocó un aspecto clave de la anterior causa estructural, como lo es el  precio de la gasolina en el mercado interno, y expresó que es ya un clamor popular que se establezca un precio adecuado. «Tenemos que pagar precios que no sean simbólicos para que haya gasolina. Preferimos pagar por la gasolina, pero que haya. De qué sirve subvencionarla si no hay gasolina».

Buques iraníes: piratería del siglo XXI

Dedicó parte del programa a tratar de esclarecer lo que ha pasado con los cargamentos de combustible e insumos para refinación que ha enviado Irán, un punto sobre el cual hay poca o ninguna información oficial.

“Cierto que llegaron unos buques hace unos meses. En este programa lo celebramos. Pero no bastaba para tener gasolina. ¿Qué pasó con los que nunca llegaron? Fueron tomados, cuál piratas por las fuerzas armadas de EEUU. Los venezolanos queremos saber qué pasa con esos buques. La extrema derecha, a través de sus medios, decía que esos que lograron llegar solo alcanzaban para dos meses. Parece que tenían razón quienes planteaban eso. Estamos en peligro de una escasez total”, dijo.

Tras la llegada de los tanqueros el 24 de mayo, renació la esperanza de que hubiera gasolina en forma permanente. “El combustible iraní alivió las larguísimas colas que había entonces y que han vuelto ahora. En ese momento, significó el alza del precio en algunas bombas a niveles de mercado internacional, mientras se mantuvo subsidiada en otros. La oposición dijo que duraría dos meses. Lamentablemente tenían razón. Tenían una información que nosotros no. Por eso queremos saber y tenemos el derecho”.

Un segundo episodio en esta saga ocurrió con los tanqueros incautados el 13 de agosto, que no eran iraníes, pero sí venían a Venezuela con gasolina iraní. EEUU dijo, según The Wall Street Journal, dio cuenta de la incautación en alta mar y el desvío de estos buques a Houston, Texas. “El fiscal federal para el Distrito de Columbia, Zia Faruqui, alegó que un empresario iraní cercano al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica fue quien dirigió la entrega de la gasolina por medio de una red de empresas fantasma, con el fin de evadir las sanciones de EEUU”, de acuerdo con el diario estadounidense.

“En pocas palabras, se robaron esos tanqueros –resumió el presentador-. El ministro de Petróleo de Irán, Bijan Zanjaneh, dijo que el combustible era originario de Irán, pero le pertenece a Venezuela, país que ya había comprado la gasolina. Aseguró que EEUU buscaba una victoria ante Irán, pero en la práctica no se ha apoderado de un bien de la República Islámica de Irán, sino de Venezuela. Explicó que la gasolina se vendió bajo el esquema FOB (free on board, libre a bordo), utilizado en operaciones de compra venta en las que el transporte de la mercancía se realiza por barco y sus riesgos de pérdida son asumidos por el comprador. Entonces, tenemos claro que al menos en agosto debieron llegar barcos iraníes a Venezuela y terminaron en Houston”.

Pérez Pirela formuló la pregunta: ¿Cuántos tanqueros ha saqueado EEUU? Para responder recurrió a una nota de la agencia de noticias estadounidense Asociated Press, según la cual, serían al menos 50 los barcos que han sido llevados a Houston y sus cargas subastadas al mejor postor. El miércoles ofrecerán en subasta el cargamento de 100 mil 26 barriles de gasolina de alto octanaje con valor  aproximado de 5 millones dólares. El juez estadounidense Lynn Hughes ordenó confiscar el cargamento para que no fuera a parar a Venezuela, mientras sigue el arbitraje por 1,7 millones de dólares.

“Alguien podrá preguntar por qué tenemos que creerle a la AP. Tiene razón, pero entonces que nos den información oficial. ¿Qué dijo el gobierno de Venezuela en ese momento? Silencio total, mutis total”, reclamó el también director del portal LaIguana.TV.

Otros datos aportados por la prensa extranjera indican que algunos de  los cargamentos de gasolina apropiados ilegalmente por EEUU iban en barcos del empresario griego Evangelos Marinakis, un magnate de su país, dueño del equipo de fútbol Olympiacos. Otra carga estaba a bordo de buques del empresario naviero venezolano Wilmer Ruperti. Los medios estadounidenses señalan que, además de quedarse con la gasolina, EEUU ha sancionado a los capitanes iraníes que sí lograron traer la gasolina a Venezuela.

Continuando con el recuento, llegó al capítulo más reciente: en septiembre, el barco cisterna iraní Honey arribó con dos millones de barriles de gas condensado, según el servicio on line de registro de actividad marítima Tankers Drivers. Atracó en el complejo petroquímico José Antonio Anzoátegui. Lo más probable es que haya navegado por todo el sur de África, dado que su GPS estaba apagado.

Por otra parte, páginas especializadas en seguimiento a las rutas marítimas aseguran que tres buques con 131 millones de litros de gasolina han sido enviados por Irán y están en la misma ruta del Atlántico sur. “Está haciendo lo imposible para que los piratas estadounidenses no se apoderen de ellos”, subrayó.

Corrupción, contrabando, despilfarro

Al analizar el otro gran factor causal de la desesperada situación actual, Pérez Pirela destacó que gente que estaba a cargo de Pdvsa, personajes que durante muchos años dirigieron la industria petrolera ahora están en el exterior viviendo como zares y pagando multas de cientos de miles de dólares a tribunales en EEUU. “Evidentemente, la corrupción es una de las concausas de la debacle. Durante años, Pdvsa se caracterizó por una corrupción sin límites”, aseveró.

Una modalidad de la corrupción fue el contrabando de gasolina “¿Durante cuántos años nuestra gasolina se fue a Colombia por las trochas y hasta por los caminos legales? La guerra que le ha hecho Colombia a Venezuela la ha ganado en todo. Colombia nos desangró, pero también tuvieron responsabilidad funcionarios venezolanos”.

Relató parte de una conversación privada que tuvo con el líder cubano Fidel Castro, en su casa, a lo largo de cuatro horas. “Fidel nos alertó sobre el despilfarro de todos nuestros recursos: el petróleo, el agua, la gasolina. Es así. Desgraciadamente hemos despilfarrado la gasolina. El negocio hizo muy rica a mucha gente. Esa gasolina ahora nos falta”.

El bloqueo es una realidad

En relación a la causa inmediata más importante, Pérez Pirela explicó cómo el bloqueo afecta el suministro de combustible no solo por las acciones de piratería en alta mar. “Venezuela presenta problemas para producir o importar gasolina desde que está bloqueada pues ninguna compañía puede realizar transacciones sin arriesgarse a ser castigada por EEUU. Venezuela no puede importar los aditivos, los repuestos, los insumos necesarios para la refinación del crudo nacional. No puede. Venezuela tampoco puede adquirir piezas de repuesto de fabricación estadounidense. Desgraciadamente nuestras refinerías son de tecnología estadounidense. No puede negociar con proveedores de todo el mundo, porque EEUU persigue a quien quiera ayudar”.

A este cuadro de país sitiado, debe agregarse que el gobierno de EEUU, en asociación con sus cómplices de la ultraderecha venezolana, se robó Citgo, la principal empresa de refinación y comercialización de combustibles y lubricantes de Venezuela en el extranjero, cuyos activos ascienden a 7 mil millones de dólares.  Este robo ocurrió en enero de 2019 y luego EEUU endeudó la compañía en 1 mil 300 millones de dólares, para ponerla en manos de acreedores. “La gran pregunta es ¿qué hacía Citgo todavía en EEUU en enero de 2019? Parece que se la dejamos ahí hasta que se la robaron”, comentó.

Insistió en que sobre estos temas hay que hablar y dar detalles, no puede haber tabúes. Es necesario decirle al pueblo que están bloqueados los pagos de servicio de cabotaje de combustible; que el país está siendo asediado; que cualquier navío que se acerque a Venezuela es interceptado por la mayor potencia bélica de la historia. “Hay que hablarle claramente a la gente y decirle lo que está pasando. Hay que decirlo una y mil veces”, aconsejó.

Factor López-Guaidó

En varias oportunidades a lo largo del programa, el moderador se refirió a la responsabilidad que les corresponde en esta crisis a quienes han propiciado y sido cómplices del bloqueo criminal estadounidense.

“Tenemos a un sujeto descarado como Guaidó, que tiene la desfachatez de decir que si lo hacemos presidente, en quince días hay gasolina. La operación Guaidó que ya va para dos años es una de maniobras de expoliación más grandes que se le ha hecho a Venezuela, una real vergüenza. Un señor que se hizo multimillonario con el cuento del cese de la usurpación, negocio orquestado por Leopoldo López y señores de cuello blanco. Todo eso lo estamos pagando los venezolanos y también estamos pagando, repito, por la corrupción en Pdvsa y el bachaqueo de gasolina hacia Colombia y otros países durante años y años. Es la cruda realidad”, puntualizó.

Interacción con la audiencia

Como es habitual, dedicó una parte del programa a dialogar con los participantes. Uno de ellos planteó que la conducta de EEUU es abiertamente violatoria de las más elementales normas del derecho internacional. Pérez Pirela manifestó estar de acuerdo y recordó que en numerosas ocasiones ha avanzado la idea de que  la estrategia de Trump es implotar todo el andamiaje de relaciones diplomáticas y comerciales internacionales a través de una caotización del mundo y de las relaciones entre los países.

Otra persona del público acotó que para responder a todas estas acciones de asedio, es importante la cita electoral del 6 de diciembre. Una vez más, el presentador estuvo en concordancia. “Hay que pronunciarse contra los políticos autores de este negocio del bloqueo y el robo de Citgo, y también hay que darles respuesta a los corruptos que han dañado a Pdvsa”, dijo.

Un usuario criticó a Pérez Pirela por defender “al comunismo que ha destruido a Venezuela”. Le respondió que si se analiza concienzudamente, en el país no se observa ningún elemento de comunismo, al margen de que uno pueda considerarlo deseable o, como en el caso del participante, repudiable. Le recomendó estudiar seriamente las ideas políticas, para no opinar sobre la base de frases hechas y matrices de opinión. Lo invitó a participar en los Viernes de filosofía y prometió abordar el tema del comunismo, una vez que se complete el que se encuentra actualmente abierto, relacionado con el debate entre pensadores liberalistas y comunitaristas.

Otra persona de la audiencia preguntó por qué los tanqueros procedentes de Irán no son escoltados por fuerzas militares. El analista opinó que esa sería precisamente la acción que Trump quisiera que se tomara para tener un casus belli que le permita iniciar una guerra y revertir la tendencia actual de las encuestas electorales.

Un participante intervino para decir que no ve salida alguna para Venezuela con el chavismo. Pérez Pirela lo interrogó: “¿Entonces, con quién ves la salida: con Guaidó, con Leopoldo López, con Ledezma, con María Corina Machado?”.

Libro

Luego de analizar un tema tan duro para el país como lo es la escasez de gasolina, optó por una recomendación bibliográfica del ámbito cultural, se trata de El mundo árabe en nuestra música, del musicólogo e investigador venezolano Rafael Salazar.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook