La compañía energética vasca Elecnor habría pagado un total de 7,4 millones de euros al exviceministro de Energía Eléctrica venezolano Nervis Villalobos tras conseguir las adjudicaciones de la planta de abastecimiento de agua de Souk Tleta en Argelia y la línea de transmisión eléctrica Ancoa-Alto Jahuel en Chile, según documentos sobre la investigación que realiza la justicia española y a los que habría tenido acceso el diario español El País.

Villalobos, quien fue viceministro entre los años 2004 y 2006, al parecer utilizó una fachada de asesoría para emitir tres facturas entre 2010 y 2012 desde una sociedad en Malta para la compañía española por supuestos servicios prestados.

Las transacciones forman parte de una investigación judicial en Andorra sobre una red de corrupción que involucra a varios exaltos cargos venezolanos que habrían cobrado comisiones a empresas a cambio de adjudicaciones; una trama que habría ocultado un botín de al menos 2.000 millones de euros en un pequeño país europeo.

Por las «asesorías» prestadas de Villalobos, la empresa Elecnor consiguió adjudicarse licitaciones en Argelia y Chile, de las que consiguió obtener dividendos en 2008 y 2009, por al menos 375 millones de euros.

Villalobos, quien fue arrestado en Madrid en 2017 a petición de Estados Unidos por integrar un presunto esquema de corrupción a través de la oficina americana de Petróleos de Venezuela S. A. (PDVSA), encara cargos por corrupción en juzgados de Estados Unidos, España y Andorra.

Además, Villalobos está solicitado por la justicia venezolana al ser calificado como «máximo integrante» de una organización que movió en Andorra 2.000 millones de euros en comisiones de PDVSA, y a quien imputa un robo al patrimonio de la Nación de al menos 1,8 millones de euros.

En España, el Juzgado Central número 2 de la Audiencia Nacional investiga a Villalobos desde 2017 por el supuesto cobro de comisiones para conseguir adjudicaciones en Venezuela para la empresa asturiana Duro Felguera; y el Juzgado Central número 3 indaga una presunta causa por blanqueo de capitales que también salpica al exministro.

Las «asesorías» de Villalobos

Villalobos cobró a Elecnor a través de su sociedad de Malta Merol Ganem Developments Limited, según las facturas reseñadas por el diario El País, e ingresó sus honorarios en una de las 12 cuentas que manejó hasta 2015 en la Banca Privada d’Andorra (BPA), una entidad intervenida este último año por un presunto delito de blanqueo de capitales.

Por el trabajo de asesoría de la obra argelina, Villalobos emitió dos facturas a Elecnor en 2011 y 2012 por 3,9 millones de euros, según los documentos.

La empresa pública del país africano ADE había adjudicado en 2008 por 250 millones de euros a la compañía vasca los servicios de ingeniería, construcción, suministros y puesta en marcha de esta infraestructura que Elecnor, publicó en su web como “la mayor red de transporte del Magreb”.

Villalobos emitió una factura de 3,5 millones por asesoramiento a Elecnor en la línea de transmisión eléctrica chilena. Una obra que reportó a la energética un contrato de 124,7 millones, según los documentos.

Pero según la compañía española en una respuesta vía correo en la que se desmarca de Villalobos, «el proyecto de la línea de transmisión Ancoa-Alto Jahuel en Chile y el de transporte de agua potable de Souk Tleta en Argelia fueron adjudicados a Elecnor en licitaciones internacionales en 2009 y 2008 respectivamente, sin contar ni con los servicios ni con la intermediación de ningún agente comercial».

Por su parte, el abogado de Villalobos, Ismael Oliver, dice -por correo electrónico- que la firma vasca figuró en la cartera de clientes del exministro.

Otras pruebas incriminan a Elecnor y a Villalobos

Además, la causa que instruye una jueza de Andorra sobre el presunto expolio de 2.000 millones de euros de PDVSA —y donde Villalobos es uno de los 28 procesados desde 2018— incluye dos documentos que conectan al exministro venezolano con la empresa vasca.

«Se trata de sendas cartas firmada en 2009 y 2011 por el entonces director del área internacional de Elecnor, Germán Junquera, donde asegura: ‘Nervis Villalobos colabora, asesora y gestiona proyectos para Elecnor S. A. y empresas de su grupo, en el mercado eléctrico en Latinoamérica'», cita El País.

El propio Villalobos, en el cuestionario que rellenó al abrir en junio de 2007 una de sus 12 cuentas en el banco andorrano, indicó que depositaría en esta entidad los ingresos de su empresa de asesoría, Ingespre. Además, confirmó que, entre sus clientes, figuraban Elecnor, Duro Felguera y Técnicas Reunidas.

El exministro razonó la apertura de sus cuentas en Andorra —un país que estaba blindado por el secreto bancario hasta 2017— como una alternativa para mantener sus fondos “fuera de Venezuela en una jurisdicción que ofrezca seguridad jurídica, estabilidad y confidencialidad”. Así lo dejó escrito en el know your client (conozca a su cliente, en inglés), una suerte de tercer grado al que somete el banco a sus clientes para que aclaren el origen de sus fondos. Las cuentas de Villalobos en la BPA recibieron hasta 2015 un total de 124,2 millones de euros.

Las actas del departamento de prevención de blanqueo de la entidad andorrana recogen también la relación entre el exfuncionario y la compañía española. Una auditoría de Price Waterhouse incorporada a la investigación judicial de Andorra describe el entramado societario de Villalobos como “instrumental”.

La conexión entre Elecnor y Villalobos no es nueva. La compañía energética vasca abonó 11,5 millones de euros entre 2010 y 2012 al exministro bajo el concepto de un supuesto servicio de asesoramiento para que PDVSA comprara una central termoeléctrica por 1.420 millones de euros a una Unión Temporal de Empresas (UTE) donde figuró Elecnor, agrega El País.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook