A través de una exploración de la cuenta en Instagram de Nicola Rafael Romano García, sindicado como autor intelectual del asesinato del empresario zuliano Leonardo Santilli, ocurrido en la población de Lechería (Anzoátegui), el sitio especializado en periodismo de datos e investigación La Tabla elaboró un perfil del estilo de vida de Romano, caracterizado por grandes lujos, si bien no se ha hecho pública ninguna información que dé cuenta de negocios o inversiones que permitan financiar tal tren de gastos.

 
Según puede constatarse al revisar @nicolaromanog en Instagram, Romano García, de 36 años, compartió fotografías que dan cuenta de sus «recurrentes viajes a China, Francia, España, Colombia, Chile y EEUU», precisa La Tabla. 
 
En general, en las imágenes compartidas a través de su cuenta en la red social, el presunto criminal siempre aparece «en camionetas de alta gama, en hoteles de lujo (como el Ritz o el Carlton) centros financieros (Brickell, Beijing Financial Street) exclusivos centros comerciales y restaurantes, haciendo gala de su alto poder adquisitivo», detalla el sitio especializado.
 
Este culto por la exhibición de lujos no la reservaba para sus estancias en el extranjero, puesto que «también hay muchas fotos en Anzoátegui» de su «vida cotidiana», en las que se aprecia el mismo patrón. 
 
La Tabla destaca que Romano «hizo mucho despliegue de la inauguración del local O’Carnes», ubicado en la calle San Carlos en la carrera 26, Barcelona. El evento tuvo lugar el 21 de octubre de 2019 y para la ocasión, compartió en su cuenta un video promocional. 
 
«Aficionado a la pesca, el fútbol, el ‘rustiqueo’ y la comida gourmet, tiene su IG plagado de lugares, recorridos y cata relacionados con sus gustos. Los símbolos típicos de la cultura gringa (bandera, autos, consumismo) están muy presentes en su modo de vida», resume la precitada investigación periodística.
 
Además, se añade que el perfil del presunto autor intelectual del asesinato de Leonardo Santilli, se encuentran «imágenes tradicionalmente usadas por grupos opositores para expresar sus deseos de derrocar al gobierno», algo que «contrasta con el elevado nivel de vida que exhibe Romano».
 
También acostumbraba a compartir imágenes con mensajes de «éxito» y videos, entre los que destaca el más reciente, publicado el 10 de septiembre y cuyo contenido puede calificarse como «abiertamente misógino».
 
Otro dato relevante rescatado por La Tabla durante su pesquisa es que en 2018, Nicola Romano publicó un video en el que se le ve practicando tiro en un polígono. De ahí que resulte «de interés verificar que pese al entrenamiento no se atrevió a cometer él mismo el crimen» y optó por pagarle «a otros para hacerlo».
 
De acuerdo con datos públicos disponibles –»barridos digitales en localizadores de empresas, inmuebles o inversiones»–, Romano no tendría activos a su nombre y «en medios regionales, la noticia ha pasado –hasta ahora– ‘por debajo de la mesa'».
 
Ayer, el fiscal general de la República, Tarek William Saab informó acerca de la detención de Romano y seis personas más, que fungieron como colaboradores o cómplices suyos en el asesinato. 
 
«Las investigaciones determinaron que Romano, a través de los hermanos Macayo –Aníbal José y Amílcar Rafael, quienes actuaron como cooperadores– contactó a otros sujetos para que ejecutaran el homicidio. Esto debido a que Romano le adeudaba a la víctima una cifra cercana al millón de dólares, por lo que decidió pagar 75.000 dólares para que le dieran muerte», dijo Saab en una rueda de prensa desde la sede del Ministerio Público en Caracas.
 
El autor material del homicidio fue identificado como Joel José Mariño Córdova, alias «Cheché» y sobre él pesa una orden de captura, pues se encuentra en fuga. 
 
Los seis capturados fueron presentados ante los tribunales competentes del estado Anzoátegui el 17 de septiembre. Se les imputó el delito de homicidio calificado. 
 
(LaIguana.TV)
 

 

 
 
Comentarios Facebook