Al candidato por el partido demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, Joe Biden, desde hace años lo acusan de ser uno de los principales responsables en la creación de la guerra e invasión de Estados Unidos contra el pueblo de Irak.
 

En julio de 2019 el propio Biden admitió haber cometido un error cuando en el año 2002 votó, como uno de los entonces representantes demócratas de la Cámara Alta del Congreso estadounidense (el Senado), a favor de una resolución para iniciar una guerra contra Irak, esto con el falso pretexto que en dicho país había armas de destrucción masiva que debían ser destruidas.

Según Biden, votó a favor de la guerra convencido por el entonces presidente republicano, George W. Bush, quien en 2003 comenzó la sangrienta y devastadora invasión de Irak, en la que terminaron asesinadas más de un millón de personas, civiles iraquíes en su gran mayoría, centenares de niños, además de soldados, funcionarios e incluso de las tropas estadounidenses.

“El error que cometí fue confiar en el presidente Bush, quien me dio su palabra de que lo (el proceso de votación) estaba usando con el propósito de hacer que los inspectores vieran lo que estaba sucediendo (en Irak), si estaban produciendo armas nucleares”, dijo Biden.

Estados Unidos inculpó a Irak de tener armas de destrucción masiva ante el Consejo de Seguridad de la Organización para las Naciones Unidas, y, pese a que el entonces jefe de los inspectores de las ONU, Hans Blix, rechazó tal acusación, la nación norteamericana invadió el país árabe bajo el mando de Bush. Tras la masacre perpetrada contra los iraquíes, se confirmó que en ese país nunca existieron tales armas.

 

Antes que el partido demócrata decidiera que Biden sería su candidato oficial, en un acto de precampaña, un soldado veterano estadounidense que estuvo en la guerra de Irak, increpó a Biden y le dijo que tenía las manos manchadas de sangre por todas las víctimas que cayeron en el país del Oriente Medio.
 

«Nos preguntamos por qué deberíamos votar por alguien que votó por una guerra, que permitió una guerra que mató a miles de nuestros hermanos y hermanas, así como inocentes ciudadanos iraquíes», increpó el veterano a Biden, quien parecía sorprendido.

El exmilitar norteamericano también acusó al aspirante demócrata de haber incitado más guerras contra otros países cuando otorgó en 2018 una ‘Medalla de la Libertad’ al expresidente George W. Bush, quien ordenó la violenta guerra contra el país árabe.

En un intento por justificar sus políticas de guerra, Biden alegó que su hijo, que sirvió durante un año en Irak, también estaba muerto, aunque no aclaró que Beau Biden murió de cáncer cerebral años después de abandonar la región de Asia Occidental.

“No voy a perseguir a tu hijo”, zanjó el veterano, mientras Biden abandonaba el estrado. “Estas descalificado, señor. Mis amigos están muertos por tus políticas. Tus manos están manchadas con sus sangres”, exclamó el militar.

El apoyo de Biden a la invasión de Irak ha sido criticado por políticos estadounidenses, quienes consideran que el candidato demócrata seguirá alentando la política guerrerista exterior de Estados Unidos si llega a la Casa Blanca, sobre todo en el contexto actual en el que el Pentágono ansía meterse violentamente en Venezuela con el apoyo de Colombia y Brasil.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook