El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, sostuvo que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es y deben seguir siendo el entorno primigenio de la paz mundial.

Durante su participación en la conmemoración virtual de los 75 años del establecimiento de las Naciones Unidas, Ramaphosa recordó que “75 años atrás hombres y mujeres firmaron la carta de las Naciones Unidas para preservar a las generaciones futuras del flagelo de la guerra. La tarea que nos espera, es trazar un camino para un futuro incluyente y transformador en la era posterior a la pandemia de la COVID-19 y debemos hacerlo de  manera tal que, respetemos la dignidad y el valor de  todos y cada uno”.

El mandatario indicó que a propósito del aniversario del mencionado organismo “hoy se celebra 75 años de amistad y de solidaridad. Confiamos en que las Naciones Unidas son y deben seguir siendo el entorno primigenio de la paz mundial, para que podamos encarar nuestros desafíos, ya sea que se trate de crisis humanitaria, delincuencia transnacional, conflictos, la guerra, la lucha contra el cambio climático, la migración, las catástrofes naturales, sea cual fuera la situación debemos actuar”.  

Aseveró que la ONU es la vía correcta para enfrentar estos desafíos mundiales: “Solo a través del multilateralismo forjaremos estrategias que redunden en beneficio de todos para crear un mundo en beneficio de todos, para crear un mundo más justo y humano”.

En este orden de ideas, Ramaphosa señaló que a la ONU les corresponde ajustarse a las necesidades, por lo tanto deben contar con suficientes recursos y estructuras de toma de decisiones necesarias.  

Enfatizó que además toca “cerciorarnos que se respete la soberanía y la participación en pie de igualdad de los países, las violaciones del derecho internacional, así como también las medidas coercitivas unilaterales son cuestiones que no deben ocurrir”.

Agregó que concierne trabajar en conjunto y aseguró que también lo pondrán en práctica desde la Unión Africana “que nuestro esfuerzo se sumen unos a los otros, que se refuercen entre sí”.

A juicio del gobernante, «la paz mundial no tiene que ver únicamente con vivir en un mundo libre de conflictos, sino también libre de pobreza, de desigualdad en el que todos se desarrollan. Debe ser un mundo de prosperidad y de florecimiento compartidos, en el cual puedan crecer y realizarse, en el que las mujeres tengan las mismas oportunidades y derechos en igualdad”.  

Afirmó que de cumplir y aplicar todos estos elementos esenciales “podemos cosechar los frutos de nuestro esfuerzo y de nuestra cooperación”. Por lo que las Naciones Unidas es el mecanismo por excelencia para conseguir esta meta conjunta.   

“Hoy le deseamos lo mejor a las Naciones Unidas, así como también muchos años más de vida. Además en esta oportunidad nos comprometemos con los objetivos, trabajando en colaboración y solidaridad”, concluyó Ramaphosa.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook