Durante una reunión de alto nivel celebrada en ocasión del 75º aniversario de la firma de la Carta de las Naciones Unidas, el presidente de Azerbayán, Ilham Aliyev, en nombre de los 120 países que conforman el Movimiento de No Alineados (MNOAL), leyó la declaración conjunta que elaboraron los Estados-miembros para la ocasión.

En el documento se aborda la necesidad de reformular el sistema de Naciones Unidas para garantizar una «gobernanza socioeconómica democrática mundial», el respeto a lo consagrado en la Carta de las Naciones Unidas y en el Derecho Internacional y la promoción del multilateralismo.

También se manifiesta la preocupación ante el evidente avance del unilateralismo y la imposición de sanciones unilaterales en contra de sus Estados-miembros, «las cuales socavan la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional».

La necesidad de reformar las Naciones Unidas

Los países que conforman el MNOAL estiman que con todas sus limitaciones «las Naciones Unidas siguen siendo el principal foro multilateral para abordar cuestiones y desafíos internacionales que actualmente enfrentan todos los Estados» y su Carta y el Derecho Internacional «siguen siendo instrumentos indispensables y primordiales en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales y en fortalecimiento de la cooperación internacional». 

Empero, subrayan que la comunidad internacional debe renovar sus compromisos «para defender y respetar los principios y fines de la Carta de las Naciones Unidas, así como los principios del Derecho Internacional», toda vez que «los conflictos armados, las políticas expansionistas agresivas, el terrorismo, el separatismo, la delincuencia organizada trasnacional y el extremismo, aunados a los abusos de los Derechos Humanos, las crisis financieras y la de degradación del medio ambiente, siguen afectando a millones de personas en el mundo entero».

En el documento leído por Aliyev, se destaca el papel que ha jugado el movimiento durante toda su existencia en «en el fortalecimiento de la paz y la seguridad internacionales y ha pedido sistemáticamente un estricto respeto de las normas y los principios del Derecho Internacional» y sobre esa base, los Estados que conforman el MNOAL, solicitan una modernización del sistema de Naciones Unidas que permita «hacer realidad su pleno potencial».

«En su 75º aniversario pedimos un mayor fortalecimiento y una mayor modernización de las Naciones Unidas, así como una revitalización de la Asamblea General y que se robustezca su autoridad como órgano universal más democrático, representativo y responsable de las Naciones Unidas, en particular en el ámbito de la seguridad y la paz internacionales y pedimos también que se reforme el Consejo de Seguridad, con el fin de convertirlo en un órgano más democrático, efectivo, eficiente, transparente y representativo, y que se ajuste a las realidades contemporáneas», reza la declaración.

Gobernanza socioeconómica, multilateralismo y crítica a las medidas unilaterales

El MNOAL reconoce que la Asamblea General de la ONU «es el único órgano con representación universal y por ello está en buenas condiciones de abordar la gobernanza socioeconómica para lograr el desarrollo mundial», razón por la cual tanto «el papel de las Naciones Unidas» como el de «la gobernanza económica» deben fortalecerse, una meta que solamente podrá alcanzarse si los Estados miembros se comprometen «con los procesos de las Naciones Unidas y con el multilateralismo y sus valores subyacentes». 

Por otro lado, el MNOAL «manifestó su profunda inquietud ante el hecho de que se esté recurriendo cada vez más al unilateralismo y a las medidas unilateralmente impuestas, las cuales socavan la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional». 

El objetivo de «crear un mundo justo», solamente será posible si se promueve, se preserva, se revitaliza, se reforma y se apuntala el multilateralismo y los mecanismos multilaterales de toma de decisiones en el seno de las Naciones Unidas, «a través de un estricto cumplimiento de su Carta y del Derecho Internacional, con el objetivo de crear un mundo justo y equitativo y una gobernanza democrática mundial».

El compromiso del MNOAL con la Carta de las ONU y el Derecho Internacional

Ilham Aliyev destacó que el MNOAL está celebrando el  65º aniversario de la Declaración de Bandung (Indonesia), donde se establecieron los principios fundacionales del movimiento, que surgió en el contexto de la Guerra Fría por la iniciativa de Josip Broz «Tito» (líder de Yugoslavia), Anwar El-Sadat (presidente de Egipto), Jawaharlal Nehru (Primer Ministro de India) y Kusno Sosrodihardjo «Sukarno» (presidente de Indonesia), con el propósito de agrupar países cuya política exterior no estaba alineada ni con la Unión Soviética ni con los Estados Unidos. 

La apuesta de los Estados-miembros por el estricto cumplimiento de lo establecido en la Carta de las Naciones Unidas y en el Derecho Internacional, aún en períodos de gran turbulencia, demuestran, en su criterio que los Principios de Bandung son «hoy más importantes que nunca», puesto que el mundo enfrenta «desafíos más complejos a la paz y al desarrollo».

«Ambos aniversarios nos permitirán hacer balance de los progresos alcanzados en la consecución de los objetivos generales consagrados tanto en la Carta de las Naciones Unidas como en la Declaración de Bandung y nos permitirán, asimismo, reflexionar de qué manera nosotros, miembros de las Naciones Unidas, con una visión mancomunada y con fortalezas comunes, deberíamos responder a los desafíos polifacéticos y emergentes que seguimos enfrentando», concluye el documento.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook