El ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Toshimitsu Motegi, abogó hoy por reformar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) y expresó el deseo de su país de convertirse en miembro permanente del organismo internacional.

En un mensaje en vídeo publicado con motivo del 75 aniversario de la ONU, Motegi hizo un llamamiento para ampliar el número de miembros permanentes del Consejo de Seguridad para convertirlo «en un órgano efectivo y representativo» que refleje las realidades de la comunidad internacional del siglo XXI.

El órgano está actualmente compuesto por 15 miembros, cinco fijos (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia; reflejo del esquema del poder en el momento de la creación de la ONU, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial) y diez miembros no permanentes.

Japón ha ocupado uno de los diez puestos rotatorios en once ocasiones desde que se unió a las Naciones Unidas en 1956.

Los Estados miembros de la ONU «no podemos estar de acuerdo con el ‘statu quo’», dijo Motegi en su mensaje en inglés, en el que aseguró que «Japón está totalmente preparado para cumplir con sus responsabilidades como miembro permanente del Consejo de Seguridad y contribuir a garantizar la paz y la estabilidad mundiales».

«Las crisis con las que tenemos que lidiar a través del multilateralismo están aumentando en diversidad y escala», señaló el máximo responsable de la diplomacia nipona, que puso como ejemplo la pandemia de COVID-19, y manifestó su opinión de que los miembros «con capacidad y voluntad de asumir responsabilidades mayores deberían tener asientos en un Consejo de Seguridad expandido».

Motegi habló en estos términos un día antes de que él y sus homólogos de India, Alemania y Brasil mantengan una reunión en línea en la que se espera que aborden la solicitada reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, del que los cuatro países aspiran a convertirse en nuevos miembros permanentes.

(EFE)

Comentarios Facebook