Un niño de cuatro años, al que su madre y su padrastro ataban a una cama en una habitación de la población de Madrid, cercana a Bogotá, fue rescatado por las autoridades colombianas, informó este martes 22-S la Policía.

El director de Protección y Servicios Especiales de la Policía, el coronel Diego Hernán Rosero Giraldo, informó en redes sociales que la operación se realizó en un inquilinato del barrio El Sosiego.

«Gracias a la oportuna denuncia de la ciudadanía, uniformados de la Policía del Cuadrante y la Policía de Infancia y Adolescencia logran el rescate de un niño de 4 años, el cual se encontraba encerrado y amarrado a su cama en Madrid, Cundinamarca», aseguró el oficial.

De acuerdo con las investigaciones, la madre del niño, de 20 años, y el padrastro, de 24, ataban al pequeño a la cabecera de la cama porque el menor supuestamente era hiperactivo y porque ellos tenían que salir a trabajar.

Igualmente se estableció que durante el día eran los vecinos los que le daban alimentos al niño cuando lloraba.

Al ser encontrado por la Policía, solito en su casa, pidió que no lo soltaran porque temía ser castigado de nuevo, informó Noticias Caracol. 

Uno de los uniformados empezó a cortar las cuerdas, pero el niño no quería: “Tatán me regaña”, dijo con su inocente voz, sin entender que era víctima de tortura.

Pero no solo había marcas en las manos. Su rostro también tenía signos de violencia. Otro policía le preguntó que quién lo golpeaba, a lo que el niño respondió “Tatán”, refiriéndose a su padrastro.

Delito de tortura agravada

A propósito del caso, la coronel de la Policía, Janeth García, dijo a periodistas que los padres del menor maltratado quedaron a órdenes de la Fiscalía que les imputará los delitos de «tortura agravada», que es penalizada con entre ocho y quince años de cárcel, medida que puede aumentar por tratarse de un menor de edad.

La oficial dijo que en lo que va de este año la Policía ha recibido unas 8.000 denuncias por violencia intrafamiliar.

Por su parte, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), que se encarga de velar por el respeto a los derechos de los niños, asumió la custodia del menor. 

(EFE)

Comentarios Facebook