Un evento de magnitudes mayores en contra de Venezuela en lo que queda de septiembre o en el mes de octubre, previo a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, es una hipótesis creíble, dados los antecedentes y en vista de las características que tuvo la gira del secretario de Estado, Mike Pompeo, por los países vecinos.

Miguel Ángel Pérez Pirela analizó el delicado tema en su programa Desde donde sea, en el que justificó ampliamente la situación de alerta máxima  que ha declarado el gobierno venezolano.

“No son pocas las razones para tener estas sospechas, luego de tantos intentos de invasión, magnicidio, robo de empresas fundamentales, blackout eléctricos. Hay un largo, peligroso y preocupante historial de intentonas. Lo nuevo es el contexto de las elecciones estadounidenses que se realizarán dentro de unos 40 días, y 30 días después de esas, las parlamentarias venezolanas”, señaló el filósofo y comunicador.

“El mes de octubre anterior a las elecciones estadounidenses siempre ha sido considerado el mes de las locuras, de los peligrosos eventos, de los casus belli, de las excusas para propiciar una guerra porque el presidente que quiere reelegirse necesita un hecho que conmocione a EEUU para que el pueblo se agrupe en torno al gobierno. Ha pasado históricamente cada vez que ha habido reelecciones. Es casi un instinto de sobrevivencia inyectado a través del miedo que propicia una guerra”, subrayó.

Observando la situación de Trump en las encuestas, la puesta en marcha de un evento de magnitudes mayores en Venezuela es una hipótesis muy creíble, sobre todo después de la gira que Pompeo hizo por varios países, en particular Colombia y Brasil, aparentemente con la intención manifiesta de propiciar este evento de octubre contra Venezuela, acompañado por los gobiernos ultraderechistas de esas dos naciones limítrofes.

“Por otro lado, dentro de 70 días hay elecciones en Venezuela y lo típico que pasa en tiempos como este es que haya sabotajes económicos, eléctricos, desestabilización, escasez de productos de primera necesidad. Hoy, por ejemplo, ha sido un día catastrófico para la electricidad en Venezuela, con cortes incluso en varias zonas de Caracas. El método escogido por la oposición es el de la desestabilización para así achacarle toda la culpa al gobierno. Fue así que la oposición se hizo con la mayoría en la Asamblea Nacional en 2015. Prometieron que sería la última cola, que si ganaban aparecerían todos los productos de primera necesidad y no habría más problemas eléctricos, todas esas, por cierto, promesas fallidas”, dijo Pérez Pirela.

Insistió en que esas dos elecciones (las presidenciales de EEUU y las parlamentarias de Venezuela) hacen pensar en que es posible que se propicien eventos catastróficos, apocalípticos desestabilizadores contra el pueblo venezolano.

“Hay que adjuntarle otro elemento: las elecciones de Venezuela son legislativas y dejarán por fuera a Juan Guaidó, no como presidente encargado, porque no lo es; tampoco como presidente de la Asamblea Nacional, porque ya dejó de serlo en enero; sino como diputado. No le conviene a Guaidó presentarse a dichas elecciones y quedará fuera toda posibilidad de seguir vendiéndose como diputado y como presidente de la AN y menos como presidente encargado de la República. Toda esa fracción extremista hará todo lo que esté a su alcance, junto con Pompeo y Trump, para que Venezuela sea epicentro de acciones violentas, desestabilizadoras, contra la paz y la tranquilidad de los venezolanos y las venezolanas”, pronosticó.

En ese contexto se anota el anuncio del presidente Maduro de un reforzamiento de los planes de seguridad en todo el país, ante las amenazas de un sector opositor. El jefe del Estado precisó que se encuentra activado el plan de Puesto de Comando de Operaciones que está conformado por puestos de comando estadales, puestos de comando municipales y 2 mil 361 cuadrantes de paz. Denunció que la Agencia Central de Inteligencia por orden del gobierno de EEUU encabeza operaciones encubiertas de carácter terrorista contra objetivos estratégicos como la industria petrolera y las instalaciones eléctricas.

“Esto no es nuevo para los venezolanos y las venezolanas, pues cada vez que hay elecciones, surgen este tipo de acciones desestabilizadoras y si a esto se le suma una elección en EEUU, con un Trump que necesita ganar en Florida, donde están los votantes cubanos y venezolanos, la cosa no pinta bien para la paz”, recalcó.

El presidente Maduro, al declarar la alerta máxima, habló de Iván Duque, algo muy lógico porque desde Colombia han salido todos esas acciones terroristas que han conmocionado a Venezuela en los años recientes. Sobre Duque, dijo: “Está articulado a las bandas del narcotráfico de manera directa y ha colocado a las bandas del narcotráfico de La Guajira y Norte de Santander en alerta para preparar a sicarios y mercenarios para atacar a Venezuela en las próximas semanas”.

“Entonces, tiene plena justificación la alerta máxima –sostuvo el moderador del programa-. Recordemos que el reciente intento de incursión armada de La Guaira, en mayo, fue encabezado por mercenarios que contaron con el respaldo del gobierno de Colombia y lo que es aún más grave, de su Ejército, que está postrado, arrodillado, entregado a los designios de Donald Trump. Esto ha causado gran revuelo y críticas en el mundo político y social colombiano, incluso en su mismo poder Legislativo”.

Al alerta emitido por Maduro se le une el de Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, dirigido a los y las militantes de esa organización. Vía Twitter y luego en una rueda de prensa, hizo un llamado a activarse de manera inmediata desde La Guajira hasta el Delta Amacuro para estar alertas ante cualquier movimiento sospechoso e informar de manera inmediata por la vía del partido, de manera que las autoridades puedan tomar acciones.

“Es la inteligencia popular –acotó Pérez Pirela-. Algunos podrán decir que es paranoia, que es el cuento del lobo, etcétera, pero si hay un país que ha sufrido todo tipo de desestabilización en los últimos tiempos, ese país es la República Bolivariana de Venezuela. Cada vez que ha habido un alerta como este, semanas o meses después ha sido una cruda realidad. Apenas ocurre uno de estos acontecimientos (intento de invasión, bloqueo, blackout eléctrico), los factores violentos salen a negarlo, pero semanas o meses más tarde, lo confirma alguno de estos medios internacionales como CNN, Fox o vaya usted a saber cuál”.

Según el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, mayor general Néstor Reverol, durante una operación realizada la madrugada del sábado varios mercenarios procedentes de Colombia resultaron abatidos y otros capturados. Esto es realidad, esto pasó, esto está pasando. Las autoridades venezolanas lograron la incautación de fusiles de asalto en la operación mencionada.

“Hoy me llegó una denuncia muy grave sobre posibles mercenarios armados en costas venezolanas. Una vez verificada la fuente, de primerísima mano, informamos inmediatamente, de forma responsable, a las autoridades y en estos momentos, supongo yo, se están realizando operaciones al respecto”, reveló el comunicador.

También citó las declaraciones de Erika Faría, la alcaldesa de Caracas, quien informo que todo el sistema de fuerzas revolucionarias de la capital está activo para repeler cualquier acción irregular.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana realizó un ejercicio nocturno el fin de semana, un simulacro de recuperación de una base naval. El video está disponible en LaIguana.TV. “Es impresionante porque se hacen incluso disparos misilísticos en plena noche –comentó-. Previamente, y enmarcados en esta nueva alerta, se desplegaron los ejercicios militares Escudo Bolivariano 2020, que fueron cubiertos por nuestra amiga periodista Madelein García. Los videos están en sus redes sociales”.

Un participante del programa señaló que, en tanto, Guaidó pidió de nuevo una intervención militar, y se preguntó ¿por qué no lo detienen?

“Bueno, él pide la invasión, mientras en dos años se hace rico, en tiempo récord, con los activos de todas y todos”, respondió el moderador.

La gira de Pompeo

Para plasmar el contexto geoestratégico de estos  acontecimientos, citó partes del artículo publicado por Telesur bajo el título “Mike Pompeo: Sobre informes de DD.HH. y gira imperial (parte II)”, del analista Pablo Jofre Leal, en el que se detalla que el secretario de Estado de EEUU fue enviado a amenazar, chantajear, advertir y exigir la sumisión plena ante las decisiones que  Washington tome respecto a Venezuela.

“La primera parada de Pompeo fue en Surinam, donde sostuvo, ante el presidente recién electo Chan Santokhi, que se cuide mucho de buscar aliados económicos fuera de Washington (…) Pompeo advirtió a Santokhi que debe asociarse a firmas estadounidenses y no chinas, advirtiendo que sufrirá severos costos políticos si elige a Beijing y no a Washington. (…) ‘Hemos visto al Partido Comunista de China invertir en países, y todo parece genial al principio y luego todo se derrumba cuando los costos políticos relacionados con eso se vuelven claros’”, indica el texto de Jofre Leal, lo que puede resumirse, en palabras de Pérez Pirela como una simple y directa amenaza, proferida por EEUU, país que actúa como en plena Guerra Fría, aunque con décadas de diferencia.

“Si esto no es una amenaza imperialista, díganme ustedes qué es”, expresó.

Otra parada significativa fue en Guyana, donde Pompeo, según Jofre Leal ya develó la impronta antivenezolana de su periplo, al presionar al presidente de este país, Irfaan Ali, “para que intensifique su política de negación de discutir con Venezuela los reclamos del Esequibo. 150 mil kilómetros cuadrados de una zona dotada de enormes riquezas minerales, donde Estados Unidos desea tener presencia y por eso busca transformar en conflicto bilateral, la disputa territorial entre Venezuela y Guyana por el Esequibo, para asegurar sus intereses económicos”.

El presentador de Desde donde sea recomendó no perder de vista el hecho de que la visita de Pompeo se llevó a cabo al mismo tiempo que se está dando la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas. “Este encuentro se está dando de forma virtual, en medio de una pandemia que el ser humano no conocía desde hace cien años. Allí se está hablando de solidaridad, de un mundo multipolar, de soluciones sanitarias para el  Covid-19, mientras Pompeo amenaza a países de la región. ¡Dios mío!”.

“La tercera parada de Pompeo fue en la ciudad de Boa Vista, en la frontera amazónica entre Brasil y Venezuela. Allí el secretario de estado norteamericano acompañado del canciller brasileño Ernesto Araujo calificó a Nicolás Maduro de narcotraficante”, indica el artículo de Telesur.

“Es significativo que en lugar de hablar de las relaciones bilaterales de sus países, dedicaron el encuentro a atacar a Venezuela. Pompeo representante del primer país en la estadística del Covid-19 en contagiados y fallecidos, y Araújo, representante del país que está en segundo lugar en el hemisferio, no hablaron de la pandemia, sino de Venezuela”, deploró.

Sobre la parada en Brasil, citó a al medio France 24, que reportó los elogios de Pompeo a los supuestos esfuerzos de Brasil para recibir a los venezolanos que cruzaron la frontera y que, según el medio, se estiman en 260 mil. Pompeo anunció que su país destinaría 348 millones  de dólares para ayudar a los refugiados venezolanos, de los cuales 30 millones tendrían como destino Brasil.

“Hay que decir que Pompeo, que visitó todos esos países para hablar de Venezuela, no se reunió con un solo representante del  supuesto ‘gobierno’ virtual de Juan Guaidó. Estuvo en países donde hay varios representantes de ese gobierno de comiquita, pero no habló con ninguno de ellos”, observó.

Luego de abandonar Boa Vista, desde su cuenta Twitter, Pompeo calificó a Brasil como un aliado clave en el abordaje de la crisis venezolana.

Pérez Pirela retomó la lectura del trabajo de Jofre Leal, quien señaló que en Bogotá, Pompeo no escatimó elogios para Iván Duque.

“No sé si lo elogia por ser Colombia uno de los epicentros regionales del Covid-19. O por las 60 masacres en lo que va de año. O quizá porque Álvaro Uribe, quien lo puso en el poder, tiene casa por cárcel. O porque hay un juicio electoral abierto por fraude electoral contra el mismo Duque. ¿Por qué lo estará felicitando? Dice que por velar por los colombianos y venezolanos ante la pandemia. Todos sabemos que los venezolanos que estaban por allá fueron echados a las calles en medio de la pandemia y muchos tuvieron que venirse a pie de regreso al país. El gobierno colombiano ha llorado mucho pidiendo plata para ayudar a los migrantes venezolanos, y resulta que en Venezuela hay casi seis millones de colombianos. Nosotros somos 30 millones de venezolanos y nadie ha visto ni al gobierno ni a los venezolanos por ahí llorando pidiendo dinero para alimentarlos, darles vivienda o educación. Esto es un descaro que resulta abominable en medio de una pandemia”, opinó.

Jofre Leal añade que en su reunión, Duque y Pompeo hablaron de “América Crece”, el programa que da continuidad al plan Colombia, que ha servido para aumentar el número de cultivos de coca relacionados entre los narcotraficantes, paramilitares y políticos y, lejos de acabar con el narcotráfico lo ha hecho un mejor negocio. También sirvió para fragmentar las fuerzas guerrilleras, incrementar el peso de las fuerzas paramilitares, seguir reprimiendo a la población colombiana y sus líderes gremiales.

Según el analista, “este periplo por cuatro países de Sudamérica de Pompeo, fue la gira de la de la desesperación para allegar agua al molino electoral de Trump, darle puntos a una alicaída campaña, parte de un plan global que se suma a estas ideas de acuerdos entre monarquías totalitarias del Golfo Pérsico junto a lobbies y factores muy poderosos sionistas”. 

Recordó Pérez Pirela que en anteriores programas se le ha dado amplia difusión a las denuncias del embajador de Venezuela ante la ONU, Samuel Moncada, acerca de un plan de agresión contra Venezuela que arrancaría este mes de septiembre y contaría con la participación de Brasil y Colombia. “Todo parece cuadrar, todo cobra sentido y justifica la alerta máxima lanzada por el presidente Maduro Moros”, concluyó.

En el tramo final del espacio, dedicado a la interacción con el público, recibió numerosos mensajes de aliento para el pueblo venezolano ante la amenaza latente.

Libro

La lectura recomendada de la jornada fue Cambio de época, voces de América Latina, coordinado por Gisela Brito y Agustín Lewit, publicado por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) en conjunto con el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) y Ministerio de Cultura de Venezuela.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook