Judith, de 25 años, compró un bolso a través de Aliexpress y al desempaquetar el pedido y quitar los plásticos, sintió un picotazo muy fuerte en su pulgar.  Para su sorpresa, el bolso traía consigo un escorpión con un aguijón neurotóxico que produce alteraciones neurológicas y en ocasiones la muerte.

El envío llegó a Algemesí (Valencia), su lugar de residencia, antes de lo previsto, pues tan solo tardó poco más de una semana, cuando estos pedidos suelen tardar semanas e incluso meses en llegar. Lo compró a la tienda Mojoyce a través de Aliexpress, el mayor centro de compras online del gigante asiático.  

Al ver que había un escorpión en su interior el susto le hizo tirar de golpe el bolso hacia la cama y el arácnido empezó a corretear por la casa. Al cabo de unos minutos lo atraparon y lo metieron un vaso para posteriormente introducirlo en un bote cerrado. Lo preocupante fue su mano, que empezó a hincharse con un fuerte aumento de dolor.

La intranquilidad le llevó a acudir rápidamente al Hospital de la Ribera en Alzira (Valencia), donde le dieron una medicación para calmar la inflación y le dijeron que al fin y al cabo, había tenido suerte pues esta especie, un ejemplar de la familia eupeus del Scorpion Mesobuthus, además de ser de menor tamaño que los letales, es el menos venenoso de su género, pues los Mesobuthus poseen un veneno neurotóxico que puede provocar alteraciones neurológicas e incluso la muerte dependiendo de la especie. Además, pueden sobrevivir semanas sin comer.

​Por su parte, tanto la tienda como Aliexpress se desentienden del asunto: no hay ningún apartado para realizar reclamaciones.

La joven escribió a la tienda donde compró el bolso contándoles lo sucedido y estos la respondieron a las 24 horas pidiéndole disculpas y asegurando que todos sus productos están protegidos con envoltorios, por lo que el escorpión ya debía de estar dentro cuando lo recibieron, echando la culpa al proveedor y sin aportar ninguna solución. 

Judith se recupera poco a poco de la mordedura del escorpión y mantiene guardado en el bote al insecto ya muerto. Ahora, debe conservarlo en una disolución alcohólica de cara al proceso judicial que empezará tras la denuncia que ha interpuesto en la Policía Nacional. Los usuarios de las redes sociales no han salido de su asombro al conocer la noticia.

(Sputnik)

Comentarios Facebook