El Centro Ruso de Epidemiología y Microbiología Gamaleya ha comenzado ya los ensayos clínicos de su vacuna contra el coronavirus, Sputnik V, en grupos de riesgo, según ha anunciado el director del Fondo de Inversión Directa de Rusia (FIDR), Kiril Dimitriev.

«Justo ahora el Centro Gamaleya ha puesto en marcha varios ensayos clínicos en grupos de riesgo, es decir, ahora la están probando (la vacuna) en personas ancianas», ha explicado Dimitriev.

El director del FIDR ha dicho que los resultados de esas pruebas permitirán determinar si la vacuna Sputnik V es segura para los ancianos o no y ha subrayado que no cree que el fármaco tenga efectos negativos para las personas ancianas.

«Mi madre y mi padre, que tienen 74 años, también se vacunaron como voluntarios y se sienten perfectamente», ha apostillado. Rusia registró oficialmente el 11 de agosto la vacuna contra el coronavirus Sputnik V, que actualmente está en la tercera fase de ensayos. Sputnik V genera hasta dos años de inmunidad, según sus desarrolladores.

La vacuna, financiada por el FIDR, consta de dos componentes: el primero se basa en el adenovirus humano tipo 26 y el segundo, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5. La vacuna se administra dos veces, en un intervalo de al menos 21 días.

Dimitriev ha dicho también que el FIDR espera producir unos 10 millones de dosis al mes de la vacuna contra el coronavirus para finales del año, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik. Con ese nivel de producción, se podrá vacunar a todos los ciudadanos que lo deseen en Rusia en un plazo de seis a nueve meses. «Rusia, sin duda, será el primer país del mundo en vacunar con éxito a toda la población contra el coronavirus», ha asegurado.

El director del FIDR ha destacado el interés internacional por la vacuna rusa y ha señalado que ya se han recibido solicitudes de «1.200 millones de dosis de la vacuna», de países de Asia, Oriente Próximo e Iberoamérica.

Moscú inicia la vacunación de personal sanitario

En este contexto, el alcalde de Moscú, Sergei Sobianin, ha avanzado que once centros médicos de la capital rusa han comenzado a vacunar contra el coronavirus a los profesionales sanitarios.

«Hemos recibido varios miles de dosis de la vacuna para necesidades de la población. Se destinaron en primer lugar al personal médico que está en la primera línea de fuego: los médicos del distrito, los médicos generales», ha contado Sobianin.

El alcalde de Moscú ha resaltado que hay que aprovechar la oportunidad de la vacuna en la actual dinámica de aumento de contagios de coronavirus. «Ese crecimiento en el período de otoño es comprensible, pues es cuando crecen las enfermedades respiratorias y aumentan los casos de gripe», ha indicado, antes de recordar que también aumenta el riesgo de que los médicos se contagien.

El primer edil ha dicho que, en el marco de la investigación de la vacuna contra el coronavirus, fueron vacunadas unas 3.000 personas, «y todos se sienten bien», sin complicaciones a pesar de que ya han transcurrido varias semanas.

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha destacado que el país está pasando un «periodo difícil» por la pandemia de coronavirus pero lo está haciendo «de manera mucho más suave» que otros países. «Estamos atravesando este período difícil para la economía y la esfera social de manera mucho más suave que muchos otros Estados», ha asegurado.

El mandatario ha dicho que la situación en Rusia es mejor porque se han adoptado «las medidas necesarias de manera oportuna y efectiva», si bien ha advertido de que no hay que relajarse porque el panorama puede empeorar. «No me gustaría volver a las medidas restrictivas que impusimos esta primavera», ha concluido.

(Con Salud)

Comentarios Facebook