El senador estadounidense Bernie Sanders dice que existen varios planes para obligar a Donald Trump a dejar el cargo si se niega a transferir pacíficamente el poder.

“Hay cosas que tenemos que hacer ahora para asegurarnos de que [el candidato demócrata a la Presidencia de EEUU, Joe] Biden gane. Y si [el actual presidente estadounidense, Donald] Trump intenta permanecer en el cargo después de perder, existe una serie de planes para asegurarse de que sea depuesto de su cargo”, afirmó Sanders durante una entrevista televisiva realizada la noche del viernes.

A continuación, el senador norteamericano también aseguró: “Pero, ahora mismo, en las próximas cinco semanas, nuestro trabajo es derrotarlo y derrotarlo mal”.

Sus declaraciones tuvieron lugar después de que horas antes, en un mitin en la ciudad de Newport News, en el estado de Virginia, Trump afirmara que no quiere ser un “estúpido” y entregar pacíficamente su cargo en caso de perder las elecciones.

Esto mientras que el pasado 23 de septiembre, en otro mitin electoral, el magnate republicano se negó a comprometerse a un traspaso pacífico y “normal” del poder en caso de ser derrotado en los comicios del 3 de noviembre, una postura que indignó sumamente a su oponente, así como a varios integrantes de las filas republicanas. 

“Nunca, ni en un millón de años, pensé que tendría que dar un discurso sobre lo que hacemos si un presidente se niega a dejar el cargo si pierde… pero ahí es donde estamos hoy”, denunció el senador por Vermont.

Asimismo, en una alocución ofrecida el jueves, Sanders hizo sonar todas las alarmas en repetidas ocasiones considerando la próxima elección una liza “entre Donald Trump y la democracia”.

Muchos analistas opinan que EEUU, país que se considera “el líder del mundo libre”, no puede ser una nación democrática cuando lo que principalmente caracteriza a su sistema democrático, es decir, sus elecciones, son vistas como el proceso más “antidemocrático”.

Varios expertos en temas electorales y estrategas de todo el espectro político temen, cada vez más, que se dé la posibilidad de que el actual presidente de EEUU cuestione abiertamente la legitimidad de los resultados de los comicios o se niegue a ceder su cargo a su rival demócrata.

A este respecto, la candidata presidencial demócrata para los comicios de 2016, Hillary Clinton, aseveró que el magnate republicano no renunciará fácilmente si pierde el 3 de noviembre, razón por la cual, el Senado de EEUU aprobó el jueves una resolución comprometiéndose a que se llevará a cabo una transferencia pacífica del poder.

(HispanTV)

Comentarios Facebook