La Fiscalía colombiana llamó este lunes a juicio a Diego Cadena, exapoderado de Álvaro Uribe, a quién se le imputaron los delitos de soborno a testigo y fraude procesal dentro del mismo caso por el que se procesa al exmandatario.

La notificación llega en momentos en los cuales el ahora imputado Cadena espera por la solución de una apelación contra la medida de aseguramiento y detención domiciliaria aunque ya habría admitido que les entregó dinero a, por lo menos, dos testigos, a manera de «ayuda humanitaria». 

Juan José Salazar, socio de Cadena, y este mismo hicieron un acuerdo y se dividieron roles para abordar a los exparamilitares Carlos Enrique Vélez y Juan Guillermo Monsalve con el fin de que declararan ante la Corte Suprema de Justicia en contra del senador Iván Cepeda.

De acuerdo con esa versión, en específico indujeron a los exparamilitares a declarar ante el alto tribunal que el senador Cepeda les había ofrecido beneficios a cambio de que declararan en contra del expresidente Álvaro Uribe en un proceso que le llevaba el magistrado José Luis Barceló.

La Fiscalía tiene pruebas de que entregaron el equivalente a unos 12.000 dólares a 9 familiares y cercanos de Vélez. Por otro lado, en febrero del 2018, el abogado Diego Cadena le ofreció al exparamilitar Monsalve asesorías jurídicas con el fin de que, al igual que Vélez, declarara en contra del senador Cepeda ante la Corte Suprema.

Los ofrecimientos se hicieron con el objetivo de que faltaran a la verdad, de manera que ambos exparamilitares aseguraran en la Corte que el senador Cepeda los había abordado con el fin de que declararan en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez en una investigación que le lleva la Corte, lo cual, en definitiva, indujo en error a la Corte.

Este es el más reciente giro de los acontecimientos en la megacausa contra el expresidente Álvaro Uribe.

(teleSUR)

Comentarios Facebook