Este lunes 28 de septiembre el canciller chileno, Andrés Allamand, informó que su Gobierno tiene previsto fortalecer el control en la frontera desértica que se encuentra al norte de dicha nación, con el fin de evitar que sigan ingresando personas de forma clandestina a su territorio.

El funcionario, durante una rueda de prensa conjunta con el ministro del Interior, Víctor Pérez, señaló que otro de los objetivos es desmantelar todas aquellas bandas que han hecho negocio con el tráfico de personas.

“Vamos a fortalecer el control sobre las fronteras, que es particularmente extensa. Vamos a continuar trabajando con las cancillerías de los países vecinos, precisamente para coordinar esfuerzos”, indicó Allamand.

“Y vamos a ofrecer una cooperación en términos de contribuir a desmantelar las verdaderas maquinarias que existen, bandas que en definitiva funcionan como trata de personas. Desarticular esas bandas delictuales es particularmente importante”, acotó.

Recordemos que recientemente se conoció el caso del rescate de 23 ciudadanos venezolanos, por parte de un grupo de motociclistas, en el extremo norte de Chile, en la frontera con Perú. Estas personas se habrían extraviado en el desierto, tras intentar llegar a la ciudad de Arica.

“Las personas que están ingresando clandestinamente al país están cometiendo un delito y en consecuencia lo que correspondería es que hubiera procedimientos expeditos para expulsar a dichas personas”, destacó el canciller.

Allamand espera que la nueva ley sobre migraciones sea aprobada próximamente por el Congreso. Esta normativa fue desengavetada por el presidente ultraderechista Sebastián Piñera. En 2019, por cierto, el Gobierno de Chile anunció que endurecerá su política contra la migración.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook