Durante un reunión con los líderes regionales, la canciller alemana, Angela Merkel, ha anunciado nuevas medidas restrictivas para combatir el rebrote de coronavirus ante el aumento de las infecciones en el país a medida que se acerca el invierno. La mandataria ha propuesto limitar a 25 el número máximo de personas permitido en una fiesta privada y a 50 el número de asistentes en celebraciones en espacios públicos.

Este lunes, Merkel advirtió a altos funcionarios de su partido que las cifras de nuevas infecciones diarias en Alemania podrían llegar a 19.200 si continúa la tendencia al alza actual, reportan medios locales.

(RT)

Comentarios Facebook