Este martes 29 de septiembre la Organización de Estados Americanos (OEA) realizó una sesión extraordinaria virtual del Consejo Permanente, en la que se trató el tema referente al “seguimiento de la situación de Venezuela”.

De acuerdo al dirigente opositor, Miguel Pizarro, en dicha sesión participaron los expertos de la Misión de Determinación de Hechos (FFM por sus siglas en inglés), establecida por la Comisión de Derechos Humanos.

La reunión, además, contó con la presencia del presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Joel Hernández; de la presidenta de la Misión de Determinación de los Hechos sobre Venezuela de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Marta Valiñas; de los miembros de dicha misión, Francisco Cox y Paul Seils, así como de expertos del área electoral.

“Posterior a la presentación de los invitados, las delegaciones de los Estados miembros procederán a realizar comentarios y observaciones”, señaló Pizarro a través de su cuenta en la red social Twitter.

Recordemos que en el informe presentado por la Misión de Determinación de los Hechos sobre Venezuela se acusa al presidente de la República, Nicolás Maduro, de cometer supuestos “crímenes de lesa humanidad” contra la población venezolana. El texto, por cierto, fue impulsado por el ultraderechista Grupo de Lima, el cual es financiado por la administración de los Estados Unidos.

«La Misión encontró motivos razonables para creer que las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas han planificado y ejecutado desde 2014 graves violaciones a los derechos humanos, algunas de las cuales, incluidas las ejecuciones arbitrarias y el uso sistemático de la tortura, constituyen crímenes de lesa humanidad», destacó Valiñas.

El Gobierno de Venezuela ha rechazado tales informaciones. Maduro, en este sentido, calificó el texto como un ataque infame contra el país. “Calculan el plan, calculan el ataque y enmascaran el plan en una supuesta comisión independiente de la Organización de Naciones Unidas. Ni es independiente, ni es de Naciones Unidas”, dijo.

“No es independiente, es dependiente de los gobiernos de derecha que no reconocen a Venezuela, que odian a Venezuela y que viven atacándonos en el mundo. Es una comisión dependiente del Grupo de Lima. Dependiente de Mike Pompeo”, destacó.

El Primer Mandatario hizo énfasis en que este informe es “partidista, politizado y absolutamente envenenado” por los intereses de los Estados Unidos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook