Un juez federal de Virginia (EEUU) ordenó este martes a Edward Snowden, exempleado de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que desveló el programa de vigilancia electrónica masiva de la inteligencia de EEUU, que entregue al Gobierno 4,2 millones de dólares que ganó con la venta de su libro de memorias ‘Permanent Record’ (‘Registro permanente’), porque no envió el manuscrito al Gobierno para su revisión antes de publicarlo.

Snowden, que se encuentra asilado en Rusia desde 2013, también debe renunciar a las ganancias derivadas de los discursos pagados que pronunció sin autorización, así como a los eventuales beneficios derivados de la distribución o adaptación de sus memorias, según el dictamen del juez Liam O’Grady, recoge Bloomberg.

El Gobierno estadounidense argumenta que Snowden estaba obligado a enviar el manuscrito de su libro para su revisión en conformidad con los acuerdos de confidencialidad que firmó con la CIA y la NSA.

En su orden, O’Grady confirma que Snowden «violó sus obligaciones contractuales y fiduciarias con la CIA y la NSA al publicar ‘Registro Permanente’ y dar comentarios preparados».

Por su parte, el equipo legal de Snowden considera que la interpretación del Gobierno de estos acuerdos de confidencialidad es demasiado amplia y requeriría que los exservidores públicos envíen para revisión «cualquier cosa» relacionada con inteligencia «por el resto de sus vidas».

(RT)

Comentarios Facebook