El exministro de Energía Eléctrica y expresidente de Corpoelec, Luis Motta Domínguez, mandó «al carajo» al gobierno estadounidense, luego de que la administración Trump fijara una recompensa de cinco millones de dólares por cualquier información «que posibilite» su «detención y/o condena».

A través de una imagen compartida en su cuenta de Instagram, el exfuncionario, en émulo de lo que en su día hiciera el Comandante Hugo Chávez, compartió una imagen en la que se lee el texto: «¡Váyanse al carajo (…)».

Indicó además, que «a buen entendedor, estas palabras bastan» y calificó a quienes fijaron precio a su cabeza de «inmorales», «mentirosos» y «miserables».

«Lean bien, yankees: ¡No negocio! ¡No me vendo! ¡No quebrarán mi moral!», añadió al pie de la publicación.

«La patria no se vende… La patria se defiende», concluyó.

El pasado 28 de octubre, el secretario de Estado, Mike Pompeo, leyó un comunicado en el que se informaba sobre el monto de la recompensa, aduciendo que tanto Motta Domínguez, como Eustiquio José Lugo Gómez, exviceministro de Finanzas y «director de Adquisiciones de Corpoelec durante la gestión de Motta Domínguez», habrían incurrido «en actos significativos de corrupción».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook