Habitantes de los Valles del Tuy informaron al equipo reporteril de LaIguana.TV, encabezado por la periodista Mirelvis Gutiérrez, que padecen «una grave situación con la distribución del gas» doméstico, teniendo que esperar hasta dos meses para poder llenar sus bombonas.

Sin otra alternativa, muchos se han visto obligados a cocinar con leña, lo que se ha traducido en un incremento de las enfermedades respiratorias, particularmente entre niños y ancianos.

En virtud de lo anterior, «le piden a las autoridades abocarse a esta situación», relató Gutiérrez.

Adicionalmente, para llenar sus bombonas, algunos optan por trasladarlas hasta el llenadero en carretillas y algunos hombres jóvenes inclusive se las echan al hombro. En el sitio, deben hacer una larga cola y emprenden el camino de regreso a sus casas.

Quienes viven demasiado lejos, no tienen carretilla o no pueden transportarlas manualmente, deben pagarle entre cinco y diez dólares a alguno de los motorizados que ofrecen retirarlas directamente en el llenadero.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook