Tras conocerse que la Corte de Apelaciones de Londres falló a favor del Gobierno Bolivariano, en relación con el control de unos mil millones de dólares en lingotes de oro pertenecientes al Estado venezolano que reposan en las bóvedas del Bank of England (BoE), la pseudoembajadora de Guaidó en Reino Unido, Vanessa Neumann, desmereció el alcance de la decisión judicial y aseveró que «en ningún caso, el Reino Unido va a reconocer a Maduro». 
 
En contraste, Bloomberg Quint reporta que «los jueces revocaron el lunes un fallo de un tribunal inferior de que el Reino Unido había reconocido inequívocamente al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino, lo que le dio al Gobierno de Maduro otra oportunidad de hacerse con el control del oro».
 
De su lado, Neumann indicó en una rueda de prensa por Zoom reseñada por la oficina de prensa de la fracción minoritaria de la Asamblea Nacional que encabeza Guaidó, que la razón tras el dictamen –que implica devolver el caso a una corte comercial de la capital británica– habría sido, en primera instancia, «conseguir una declaración más precisa» y que «revertir dicha decisión, no ha logrado el reconocimiento de Nicolás Maduro».
 
Bloomberg, que tuvo acceso a la sentencia de los magistrados encabezados por el juez Stephen Males, señala que el reconocimiento de Reino Unido al pretendido presidente interino es, en su opinión «ambiguo, o al menos, menos que inequívoco». 
 
El basamento de esta conclusión radica en que «las declaraciones del Gobierno del Reino Unido sobre Guaidó no reflejan la realidad de las continuas relaciones diplomáticas de Londres con Maduro».
 
«El Gobierno del Reino Unido dijo el año pasado que reconoce a Guaidó como presidente interino de Venezuela hasta que se puedan realizar nuevas elecciones creíbles. Pero Males dijo que se debe pedir al Ministerio de Relaciones Exteriores que aclare si acepta que Maduro ejerza el poder en el terreno como presidente», precisa Bloomberg. 
 
En un comunicado, Sarosh Zaiwalla, representante legal del Banco Central de Venezuela en el caso contra el BoE, el anterior fallo judicial que había otorgado el control del oro venezolano a Juan Guaidó «había llevado a una situación completamente irreal», al punto tal que las operaciones diarias del Banco Central de Venezuela y de la Casa de la Moneda sufrieron importantes dificultades porque «se les decía que ya no podían tratar con depósitos muy importantes del Banco Central en Londres».
 
Minimizando el efecto de la decisión, Neumann especuló que el Gobierno Bolivariano temería que el caso regresara a la corte donde obtuvo un resultado adverso, lo que lo obligaría a «buscar otra apelación (…), algo que no le convendría» y vaticinó que «no tendrá éxito».
 
(LaIguana.TV)
 
Comentarios Facebook