Este lunes 5 de octubre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, informó que abandonaría el Centro Médico Walter Reed en horas de la tarde, a pesar de haber dado positivo a la prueba del COVID-19 la semana pasada.

“Dejaré el excelente Centro Médico Walter Reed hoy a las 6:30 pm. ¡Me siento realmente bien! No le tengan miedo al COVID. No dejen que domine su vida. Hemos desarrollado, bajo la administración Trump, varias drogas y conocimientos realmente buenos. Me siento mejor de lo que me sentía hace 20 años”, escribió el jefe de Estado mediante su cuenta en la red social Twitter.

Trump, recordemos, resultó positivo al referido test, junto a su esposa Melania y a parte del equipo que labora con él en la Casa Blanca. Aunque el equipo médico que lo trata ha considerado que el primer mandatario estadounidense aún no se encuentra “totalmente fuera de peligro”, uno de sus doctores, identificado como Sean Conley, afirmó que Trump podrá seguir su tratamiento en la Casa Blanca.

Según Conley, desde el pasado jueves, el presidente norteamericano ha sufrido dos bajas importantes en el nivel de oxígeno en la sangre. Señaló que en uno de esos episodios la caída fue inferior al 93%. Trump, en este sentido, fue tratado con dexametasona, un esteroide utilizado en pacientes con casos graves de COVID-19. De acuerdo al doctor, el magnate ya ha cumplido 72 horas sin fiebre.

“Recibí reportes de medios de comunicación que se encuentran molestos porque abordé un vehículo seguro para decirle gracias a la gran cantidad de fanáticos y seguidores que han permanecido por muchas horas, e incluso días, a las afueras del hospital, para ofrecerle sus respetos al Presidente. Si no lo hubiese hecho, los medios hubiesen dicho que soy un grosero”, escribió en otro mensaje.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook