Un solado colombiano asesinó a mordiscos a un perro que era propiedad de su mamá. El repugnante hecho ocurrió en Tuluá (Valle) y tiene consternadas a las autoridades y habitantes de ese municipio.

El uniformado, un soldado profesional de 33 años, al que se le atribuye el horrendo acto de maltrato animal, estaba de licencia en la casa de su progenitora, informó El País, de Cali.

Sin que hasta ahora sean conocidas las razones exactas, el perro fue atacado por el militar a dentelladas. “Los restos del animal fueron encontrados con mutilación y mordiscos”, precisó, por su parte, Caracol Radio.

En principio, la denuncia fue conocida por las autoridades ambientales y grupos de defensa animal en ese municipio del norte del Valle del Cauca, que verificaron en la vivienda donde ocurrieron los hechos, informó la emisora.

(Pulzo)

Comentarios Facebook