El Departamento del Tesoro de EEUU ha impuesto este 8 de octubre una nueva serie de sanciones contra el sector financiero de Irán, apuntando contra 18 de sus bancos, en un esfuerzo por excluir aún más a la República Islámica del sistema bancario mundial.

El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, ha explicado que la imposición de las nuevas sanciones «refleja nuestro compromiso de detener el acceso ilícito a dólares estadounidenses».

«Nuestros programas de sanciones continuarán hasta que Irán detenga su apoyo a las actividades terroristas y ponga fin a sus programas nucleares», afirmó, agregando que «las acciones de hoy continuarán permitiendo transacciones humanitarias para apoyar al pueblo iraní».

«Un crimen contra la humanidad»

El ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, a través de su cuenta en Twitter, ha denunciado que «en medio de la pandemia de COVID-19, el régimen de EEUU quiere hacer explotar los canales que nos quedan para pagar alimentos y medicamentos».

«Los iraníes sobrevivirán a esta última de las crueldades. Pero conspirar para matar de hambre a una población es un crimen contra la humanidad. Los culpables y facilitadores, que bloquean nuestro dinero, se enfrentarán a la justicia», ha aseverado Zarif.

(RT)

Comentarios Facebook