El Banco de la República dispuso de los recursos de la venta de 10 toneladas de oro para mitigar el efecto negativo de la pandemia del COVID-19 en la economía.

De acuerdo con un informe del World Gold Council (WGC) citado por El Tiempo, a inicios de 2020 el Emisor colombiano contaba con cerca de 19 toneladas del metal precioso en sus reservas; sin embargo, ya en el primer trimestre del año (enero- marzo) solo había 13,8 toneladas y a cierre de junio el monto llegó a 4,1 toneladas.

El Banco de la República confirmó esta venta en un informe que presentó en agosto, y en el que destacó que al cierre de mayo había vendido 1,8 billones de pesos en oro (67 % de lo que tenía hasta ese momento), enfatizó el diario.

El banco central colombiano explicó en el medio que el oro ha hecho parte de las reservas de Colombia en proporciones inferiores al 2 % en los últimos años, y que esto (las reservas) se administran con criterios de seguridad, liquidez y rentabilidad, por lo que para hacer cumplirlos hay que acudir a las ventas.

Aunque Colombia recibió 475 millones de dólares (cerca de 1,8 billones de pesos) por la venta del oro, pudo hacer obtenido muchos más recursos por él teniendo en cuenta que el apetito por este metal precioso aumentó en agosto y elevó su precio por onza hasta los 2.075 dólares, desde los 1.736 dólares por onza.

Krishan Gopaul, analista de WGC, mencionó en el rotativo que en el octavo mes del año los bancos centrales del mundo pasaron de ser compradores a vendedores netos por primera vez en año y medio.

(Pulzo)

Comentarios Facebook