La selección de Chile cayó 2 a 1 ante Uruguay este jueves en Montevideo por las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Catar 2022, en un partido marcado por una polémica arbitral, informaron medios locales.

En el debut de ambos equipos en esta nueva fecha clasificatoria, Uruguay mantuvo la delantera en el primer tiempo con un gol de penal de Luis Suárez, pitado por el árbitro paraguayo Eber Aquino a instancias del videoarbitraje (VAR). En los primeros minutos de la parte complementaria Chile igualó el marcador y recobró la esperanza de llevarse un buen resultado como visitante.

Al minuto 85, cuando parecía no haber un ganador, Víctor Dávila sacó un centro que pegó en el defensor uruguayo Sebastián Coates dentro de su área. Los chilenos reclamaron un penal y, aunque hubo un diálogo entre Aquino y sus asistentes en el VAR, el juez optó por no revisar la grabación y desestimó que hubiese sido mano. En el segundo minuto de descuento, el uruguayo Maximiliano Gómez puso el definitivo 2-1 .

El conjunto chileno protestó por la decisión de Aquino de no chequear la jugada como lo hizo con la que derivó en el primer gol de Uruguay. A esta protesta se unieron los exjugadores de La Roja Iván Zamorano y Elías Figueroa, que además de considerar que se trató de un «penal clarísimo» expresaron su indignación y rechazaron el desempeño arbitral. «Robo a Chile, sin comentarios. ¡Penal clarísimo!», escribió Zamorano en Twitter.

El director técnico del conjunto chileno, Reinaldo Rueda, aseguró haber quedado «sin palabras» por lo ocurrido. Al mismo tiempo, el Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup) apoyará un reclamo formal a la Conmebol por el «tamaño descriterio» de Aquino si la Asociación Nacional de Fútbol Profesional «lo estima conveniente».

(RT)

Comentarios Facebook