Un estudio internacional de pacientes contagiados con el covid-19 confirmó que las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, la diabetes, la insuficiencia cardíaca congestiva, la enfermedad renal crónica, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer figuran entre las afecciones que pueden aumentar el riesgo de mortalidad debido al coronavirus, revelaron investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania (EE.UU.), citados por el portal oficial de esa institución. Los resultados del estudio fueron publicados en la revista PLOS ONE.

«Este estudio sugiere que esas afecciones crónicas no solo son comunes en pacientes con el covid-19, sino que su presencia es una señal de advertencia de un mayor riesgo de muerte. Existe una alta prevalencia de enfermedades cardiovasculares e hipertensión en todo el mundo y, en particular, en EE.UU. Con la persistencia del covid-19 en EE.UU., esta conexión se vuelve de vital importancia«, indicó Paddy Ssentongo, estudiante de doctorado en epidemiología en la Facultad de Medicina y profesor asistente de investigación en el Departamento de Ciencias de la Ingeniería y Mecánica de la mencionada universidad.

Junto con un equipo de investigación, Ssentongo realizó una revisión sistemática y un metanálisis de estudios publicados entre diciembre de 2019 y julio de 2020, en los que se analizaron datos de más de 65.000 pacientes referidos en 25 estudios. Los pacientes seleccionados tenían una edad promedio de 61 años. Se estudiaron 11 afecciones coexistentes que representan un riesgo de enfermedad grave y muerte entre los pacientes diagnosticados con covid-19.

Concluyeron que en comparación con los pacientes hospitalizados con la enfermedad pero sin afecciones preexistentes, aquellos que sufren de diabetes o cáncer tienen 1,5 veces más probabilidades de morir, en tanto que los que confrontan enfermedades cardiovasculares, hipertensión e insuficiencia cardíaca congestiva tienen el doble de probabilidades de morir y los pacientes con enfermedad renal crónica tienen tres veces más probabilidades de morir. Al mismo tiempo, la enfermedad hepática crónica, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el asma y las comorbilidades del VIH/SIDA no se asociaron significativamente con un mayor riesgo de mortalidad.

«Adoptamos un enfoque global e integral para este estudio, al examinar 11 afecciones crónicas e incluir pacientes de cuatro continentes: Asia, Europa, América del Norte y África. (…) Una vez que se disponga de una vacuna aprobada y eficaz, las personas de alto riesgo con estas afecciones preexistentes deben recibir prioridad de vacunación para evitar altas tasas de mortalidad», señaló Ssentongo.

(RT)

Comentarios Facebook