El filósofo Miguel Pérez Pirela realizó un análisis pormenorizado sobre los hechos que han provocado que el salario mínimo de Venezuela se ubique –en la actualidad- como uno de los más bajos del mundo.

Explicó, que el ingreso mensual de los trabajadores del país fue “socavado y hecho trizas” como resultado de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por EEUU contra Venezuela y sus habitantes.

En este sentido, indicó que la Ley Antibloqueo para el Desarrollo Nacional y la Garantía de los Derechos Humanos, entregada por el Ejecutivo y aprobada esta semana por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), es una respuesta del Estado venezolano para frenar el robo de activos nacionales por parte de la derecha apátrida.

Además, este instrumento legal busca concretar alianzas comerciales con países como China, India o Sudáfrica, para permitir la generación de nuevos ingresos, de vital importancia para la reactivación económica, la recuperación del salario y la inversión social.

Para Pérez Pirela no se puede dejar de lado en el análisis el impacto que han tenido las sanciones en el deterioro de los servicios públicos y la precarización del salario. Aunque también enfatizó que ha sido crítico con la corrupción dentro de la administración pública, que también ha contribuido con la crisis.

Destacó que el país necesita de ingresos para continuar invirtiendo en programas sociales, cuyos resultados fueron notables como por ejemplo: la campaña para la erradicación del analfabetismo, la dotación de tabletas y computadoras portátiles a estudiantes, la construcción de viviendas a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela, el incremento en el monto de las pensiones e incluso, la puesta en órbita de dos satélites artificiales.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook