El domingo 18 de octubre de 2020, Luis Arce, candidato a la presidencia de Bolivia por el MAS, consiguió la victoria, en primera vuelta, con más del 52,4% de los votos, una ventaja del 20% por encima de Carlos Mesa, candidato de centro-derecha por Comunidad Ciudadana. El aplastante triunfo de Arce representa la derrota del golpe de estado auspiciado por EEUU y la OEA, que en noviembre del 2019 derrocó al presidente Evo Morales para instalar en su lugar a Jeanine Áñez, autoproclamada presidenta interina.

Así, el voto popular de los bolivianos pone fin a más de 11 meses de gobierno inescrupuloso, marcado por la persecución política y sostenido por la violencia de los golpistas.

Partiendo del golpe de Estado en Bolivia, en el 2019, y su crucial fracaso en las urnas, casi un año después; la periodista e investigadora Naile Manjarrés ahonda en el concepto de democracia que conocemos, con sus principios fundamentales; y en la compleja distinción que separa, en la práctica, a una falsa democracia, que puede ser influenciada por factores ajenos al voto, por poderes internacionales y traiciones, como los que condujeron al derrocamiento de Evo Morales; de la democracia verdadera, que concede a los pueblos el poder para encauzar a su nación en la dirección que desee.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook