El presidente electo de Bolivia, Luis Arce, confirmó una vez más que el compañero de partido en el Movimiento al Socialismo (MAS), el expresidente Evo Morales Ayma, no será parte de su nuevo Gobierno y no será -bajo ningún concepto- una persona que influya en las decisiones que tenga que tomar su gestión.

En una entrevista reciente publicada por BBC Mundo, Arce confirma su postura de mantener alejado a Morales de su gabinete ejecutivo, pues su gestión estará orientada a dar la oportunidad a nuevos liderazgos políticos que también pueden hacer mucho por Bolivia.

«Si Evo Morales quiere ayudarnos, será muy bienvenido. Pero no significa que Morales estará en el gobierno. Será mi gobierno. Si quiere volver a Bolivia y ayudarnos, no hay ningún problema. Él va a decidirlo. Yo no lo voy a decidir por él», dijo Arce en la mencionada entrevista.

Al ser consultado sobre si será una «marioneta útil» de Morales, Arce respondió: «lo he dicho muchas veces: no soy Evo Morales».

El nuevo presidente de Bolivia destacó que el pueblo de su país demostró que en 2019 «no hubo ningún fraude» sino «un golpe de Estado por los partidos de derecha, que nunca nos pueden ganar en elecciones. La única manera en la que pueden alcanzar el poder es por un golpe de Estado».

Objetivos de su gestión

Arce dijo a BBC que una de sus prioridades es erradicar el «modelo neoliberal» impuesto por el gobierno de facto de Jeanine Áñez, para regresar al modelo social exitoso boliviano.

En ese sentido, dijo que su Gobierno estará «más del lado social», ya que considera que la pandemia de coronavirus ha hecho más evidente «que la economía no está yendo bien», sobre todo por las malas decisiones tomadas en el régimen de Áñez.

Arce, quien fue principal artífice de las políticas económicas exitosas que logró el gobierno de Evo Morales, defiende también la capacidad del MAS para combatir la corrupción, un flagelo que ganó terreno durante el año que Áñez estuvo en el poder.

Tras la exitosa gestión de Evo Morales y su gobierno, que llevó al país andino a ser uno de los más pujantes del planeta, tras un año lamentable de crisis política, humanitaria, social y económica, situación fundamentalmente propiciada por la Organización de Estados Americanos bajo la orden de Luis Almagro, que abrió las puertas al golpe de Estado y la dictadura, ahora al nuevo presidente le toca recibir un país con una contracción del Producto Interno Bruto de 6,2%.

Arce es un economista de 57 años que estudió en la Universidad Mayor de San Andrés, en La Paz, e hizo una maestría en la universidad británica de Warwick. Trabajó 18 años en el Banco Central, y fue ministro de Economía y Finanzas durante casi todo el periodo de Morales.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook