Exguerrilleros de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) reincorporados a la vida civil, realizan hoy una peregrinación hacia Bogotá contra los asesinatos de firmantes del Acuerdo de Paz con el Gobierno colombiano y de líderes sociales.

El presidente del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), Rodrigo Londoño, comunicó el inicio de la protesta a través de una publicación en su cuenta de Twitter: «Damos inicio a la marcha por la vida y la dignidad desde Mesetas, Meta» (250 kilómetros al sur de Bogotá).

Londoño, al abundar en su comunicado dijo: «A Colombia y el mundo ratificamos nuestro compromiso con la paz y pedimos respeto a la vida de los firmantes de paz», en referencia a los actuales militantes de su partido. Un número creciente de exguerrilleros, miembros ahora del partido FARC, ha resultado asesinado a manos paramilitares bajo la mirada inactiva del Estado colombiano.

Los marchantes buscan llegar a la capital colombiana con el propósito de exigir el cese de la violencia y el cumplimiento del compromiso alcanzado en 2016 que puso fin al conflicto armado. Desde entonces, se cuentan más de 230 exguerrilleros asesinados de 2016 a la fecha.

El delegado de la FARC, Pastor Alape, señaló al respecto: «No vamos a regresar a la guerra, sino que vamos a caminar las carreteras de Colombia diciéndole al país que aquí estamos, que queremos caminar la paz y cerrarles cualquier espacio a las expresiones violentas», con lo cual puntualizó la posición de su partido de mantenerse en la senda de la paz.

Esta semana ha sido intensa la movilización social en Bogotá, pues han confluido la Minga Indígena, la cual partió desde el Cauca hace unos diez días, con un paro nacional de dos días de diversos sectores y fuerzas sociales. Estos sectores sociales, si bien tienen posicionamientos diversos, coinciden en el rechazo a la violencia y la depauperación de la vida económica en Colombia.

(teleSUR)

Comentarios Facebook