Si el político demócrata se impone a Trump el próximo 3 de noviembre los exportadores chinos esperan que EEUU entable una relación comercial más predecible con China. En este caso, los comerciantes chinos empezarán a vender una gran cantidad de dólares en efectivo para comprar yuanes, según los analistas de la mayor empresa de servicios financieros del mundo.

El aumento de la inversión en los activos nominados en yuanes de mayor rendimiento contribuyó a que el tipo de cambio de la moneda china se disparase hasta alcanzar en los últimos siete días su nivel más alto desde julio de 2018.

El yuan continuó subiendo en octubre, incluso después de que las autoridades chinas adoptasen medidas para frenar el crecimiento de su tipo de cambio. Pronto Pekín debería permitir a los inversores institucionales comprar más activos en el extranjero, informó el medio Caixin. Esta jugada las tiene todas para ser el mayor aflojamiento de controles sobre el capital impuestos tras una devaluación del yuan hace cinco años.

De hecho, el crecimiento mostrado en octubre no ha sido el único logro del yuan. Entre julio y agosto la moneda china mostró su mejor desempeño en 12 años. En lo que va del año, desde finales de mayo y hasta finales de octubre, el tipo de cambio del yuan ha crecido más del 7,5%.

Por su parte, los exportadores chinos se han mantenido en gran medida fuera de esta carrera, destacan los analistas de Citigroup. Desde que las tensiones comerciales entre ambos países se intensificaron en mayo de 2018, los comerciantes habían acumulado 225.000 millones de dólares en posiciones largas. Una posición larga representa la compra de una acción, un producto básico o una divisa con la expectativa de que su valor aumente.

Actualmente las empresas chinas convierten solo el 46% de sus exportaciones mensuales a la moneda local, lo que está muy por debajo del promedio histórico del 56%, según los datos estadísticos que se remontan al 2013. Esto se debe a que existe una gran incertidumbre respecto a los posibles resultados de las elecciones de EEUU, especialmente si se toma en cuenta la experiencia de 2016, escriben los analistas de Citigroup.

«Si se confirma la victoria de Biden, esperamos que los exportadores chinos finalmente empiecen a deshacerse de dólares, lo que podría impulsar la próxima etapa de apreciación del yuan», enfatizaron los analistas en su nota enviada a la agencia Bloomberg.

Según Citigroup, los exportadores chinos podrían vender 22.000 millones de dólares al mes para aumentar el ratio de conversión del yuan al promedio histórico, calcularon los estrategas de Citi. Y es probable que este remate de la moneda estadounidense se acelere a finales del 2020 o hacia el Año Nuevo Lunar.

(sputniknews.com)

Comentarios Facebook