Estados Unidos se encuentra a pocas semanas para celebrar sus comicios presidenciales y los dos candidatos (Joe Biden y Donald Trump) se disputan el electorado de los estados de Florida y Pensilvania, que concentran un gran número de electores y que son decisivos. Así lo explicó el analista político Miguel Ángel Pérez Pirela durante la emisión de su programa Desde Donde Sea. 

El comunicador hizo un paneo del escenario que se presenta de cara a las elecciones norteamericanas y de las más recientes incidencias de la disputa por la Casa Blanca. “Se hace cada vez más evidente el rol de ciertos países, partidos, figuras y gobiernos latinoamericanos en el andamiaje político-electoral de EEUU”, dijo. 

Ante lo expuesto, concluyó que estos factores han sido literalmente secuestrados por las campañas de Trump y Biden.

El fenómeno se observa más que nada en Florida, un estado decisor en las elecciones estadounidenses, donde Venezuela y Cuba son una especie de piñata a la cual hay que darle bien duro para recoger los votos que necesitan los dos candidatos, refirió.

“No tengo dudas de que Biden va a arrasar en votación ciudadano a ciudadano, hombre a hombre, mujer a mujer. Pero hay que tener en cuenta que en 2016 Hillary Clinton sacó 3 millones y medio más de votos que Trump y perdió porque a Trump lo salvó el milagro de los colegios electorales. Esta vez no ocurrirá necesariamente. En los colegios electorales también las encuestas favorecen a Biden”, manifestó Pérez Pirela.

Un dato importante es que ya más de once millones de personas votaron en ausencia en 38 de los 50 estados, una cifra récord, pese a las críticas de los republicanos y especialmente de Trump a esta modalidad de voto por correo.

“El relativo uso de tapabocas ha caracterizado el fin de la campaña de Trump, luego de su hospitalización. Es raro porque o Trump estuvo enfermo desde antes de que lo anunciaran, o la COVID-19 solo le duró dos días y medio. Nos recuerda mucho al coronavirus de Álvaro Uribe Vélez, que solo estuvo enfermo 48 horas. O nos dijeron mentiras o es un coronavirus medio chimbón. Lo cierto es que apareció en actos de campaña sin tapabocas y lanzando besos”, indicó.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook