Luego de una cerrada jornada de votación en el Senado de los EEUU, fue confirmada Amy Coney Barrett para ocupar el cargo de jueza asociada en la Corte Suprema, tras la vacante dejada por Ruth Bader Ginsburg por su muerte el pasado 18 de septiembre.

Las elecciones terminaron con un resultado de 52 votos a favor contra 48 en contra, siendo el tercer juez que se elige durante el periodo de Trump.

Barrett tiene 48 años, se ha caracterizado por su postura conservadora, cuestión que es aplaudida por los republicanos, en especial Donald Trump, quien celebró en su cuenta Twitter el nombramiento.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook