El ministro iraní de Petróleo, Biyan Zanganeh, aseguró que «la industria petrolera de Irán no se verá paralizada» pese a las sanciones impuestas la víspera por Estados Unidos contra su persona y contra entidades del sector energético.

«La imposición de sanciones a mí y a mis colegas es una reacción pasiva al fracaso de la política de Washington de reducir a cero las exportaciones de crudo (de Irán)», escribió en Twitter.

Zanganeh también subrayó que «la era del unilateralismo ha terminado en el mundo» y adelantó que no tiene activos fuera de Irán que puedan ser sancionados.

«Sacrificaría mi vida, pertenencias y reputación por Irán», agregó.

El Departamento del Tesoro de EE.UU impuso ayer sanciones al ministro de Petróleo iraní y a una decena de subsidiarias, a quienes acusa de apoyar a «entidades terroristas» y «financiar actividades desestabilizadoras».

Entre las empresas sancionadas figuran la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC, por sus siglas en inglés) y la Compañía Nacional de Buques Petroleros de Irán (NITC, en inglés).

Como consecuencia de estas sanciones, quedan congelados los activos que estas entidades puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíbe las transacciones financiares como ciudadanos o empresas estadounidenses.

EEUU ya aplicó duras sanciones contra el sector energético iraní en noviembre de 2018 con el objetivo de reducir a cero sus exportaciones de crudo.

Irán ha seguido vendiendo petróleo y otros derivados mediante diversos métodos que sortean las sanciones, pero las exportaciones se han reducido considerablemente desde los 2,5 millones de barriles diarios del 2018 a cifras actuales por lo general inferiores al millón.

La Administración estadounidense de Donald Trump ha impuesto incontables sanciones a prácticamente todos los sectores económicos de Irán desde que se retiró de modo unilateral del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y seis grandes potencias.

Al respecto, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, dijo ayer que es hora de que EEUU «finalmente admita que es adicto a las sanciones» y abandone este hábito.

Además, Zarif instó ayer a la ONU, en un discurso virtual en la Asamblea General, a unirse «contra el unilateralismo y la guerra» promovidos por Washington.

(EFE)

Comentarios Facebook