El coronavirus ha infectado a casi medio millón de estadounidenses en los últimos siete días, mientras la región del Medio Oeste está registrando nuevos récords de positivos y hospitalizaciones, informó Reuters.

En la última semana, el estado de Illinois ha detectado más de 31.000 infecciones, mientras que las autoridades sanitarias de Pensilvania han informado este martes de un nuevo máximo de casos diarios.

En cuanto a los casos letales, en los últimos siete días se han confirmado más de 5.600 fallecimientos a causa de COVID-19. Según el recuento de la agencia, a día de hoy la nación norteamericana contabiliza un total de 8.738.061 infecciones, incluidos 225.828 decesos y 3.859.716 recuperaciones.

(RT)

Comentarios Facebook