La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha informado este miércoles sobre un cierre parcial en noviembre de restaurantes y otros establecimientos de los sectores de la cultura y el ocio. Además, se prohibirán las reuniones fuera de casa de grupos de más de diez personas.

Si la tasa actual de propagación del coronavirus en Alemania se mantiene, el sistema de Sanidad del país colapsará, ha dicho Merkel. Este sistema puede tratar solo los números actuales de enfermos y excederá su capacidad límite dentro de algunas semanas.

En los últimos 10 días se ha duplicado el número de pacientes en las unidades de cuidado intensivo y en 9 días se ha duplicado la cantidad de pacientes conectados a respiración artificial. Para evitar la sobrecarga del sistema sanitario hay que «actuar sin demora», ha sostenido la canciller.

Las nuevas medidas restrictivas se imponen desde el 2 de noviembre hasta el fin de ese mes. Una decisión al respecto ha sido adoptada este miércoles por el Gobierno federal y los jefes del Ejecutivo de los 16 estados federados.

Las restricciones afectarán también a los deportes: cualesquiera partidos, incluidos los de la Bundesliga de fútbol se jugarán sin espectadores. Mientras tanto, escuelas, guarderías, tiendas minoristas, peluquerías y gabinetes fisioterapéuticos seguirán funcionando con normalidad.

En la mañana de este miércoles las autoridades alemanas reportaron un aumento de casi 15.000 casos de contagio confirmados de covid-19.

(RT)

Comentarios Facebook