Durante un recorrido por frigoríficos y carnicerías en la Avenida Universidad de Caracas, el equipo de LaIguana.TV constató que en vísperas de la Navidad los precios del kilo de carne de res y de cerdo no dejan de aumentar y ya superan los dos millones de bolívares (Bs.).

Cortes como lomito, solomo cuerito, pulpa negra, molida, bistec y lagarto tienen un costo de unos Bs. 2.400.000 cada mil gramos y si de cerdo se trata, la presentación en chuleta y costillas parrillera rondan los Bs. 2.280.000 el kilo.

En el interior del país, la realidad de los costos en los productos cárnicos, es similar. Lamentablemente, esta proteína se ha vuelto inalcanzable para el venezolano de a pie, gracias al juego criminal del dólar no oficial, que aumenta su valor a diario para disparar la inflación.

(LaIguana.TV)  

Comentarios Facebook